Ayudaría circuncisión a proteger a hombres del virus del SIDA, según investigadores


El ensayo no mostró protección del sida en mujeres, por lo que fue detenido tempranamente. Aun así, “el uso del preservativo es esencial para prevenir el VIH”, añadieron.

EU

Washington DC.- La circuncisión ayudaría a proteger a los hombres del virus del SIDA, pero no resguardaría a las parejas femeninas de los varones infectados, indicaron investigadores.

Los expertos, desilusionados por este resultado, tuvieron que detener el ensayo que estaban realizando y que esperaban que confirmara sugerencias previas respecto de que la circuncisión protegía a hombres y mujeres por igual.

No obstante, el equipo de investigadores señaló que el procedimiento es tan efectivo para proteger a los hombres que beneficiaría indirectamente a las mujeres, al reducir la circulación del virus en general.

“Nos desilusionó que el ensayo no mostrara protección de la infección con VIH en las mujeres, como se esperaba según estudios observacionales”, escribieron la doctora Maria Wawer, de la Johns Hopkins University en Baltimore, y colegas de Uganda en la revista médica The Lancet.

“El ensayo fue detenido tempranamente por su inutilidad”, añadieron los autores.

El SIDA es provocado por el mortal e incurable Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), que se transmite principalmente a través del sexo.

Esta condición ha causado la muerte de 25 millones de personas desde que fue identificado a comienzos de la década de 1980 y actualmente se estima que existen unos 33 millones de infectados.

La mayoría de los casos se registran en África, por contagio a través de las relaciones sexuales entre hombres y mujeres. Los investigadores han demostrado muchas veces que los hombres circuncidados son menos propensos a infectarse de sus parejas femeninas.

El prepucio del pene, que se remueve durante la circuncisión, es rico en células que son particularmente fáciles de contagiar por el virus. La teoría es que remover esta fuente de células vulnerables dificulta la infección.

El equipo de Wawer reclutó a 922 hombres no circuncidados, infectados con VIH, que tenían entre 15 y 49 años. Algunos fueron inmediatamente circuncidados y en otros se demoró el procedimiento por dos años.

Los expertos también realizaron el seguimiento de 163 esposas o parejas femeninas de estos hombres.

“La circuncisión de los hombres infectados con VIH no redujo la transmisión a las parejas femeninas tras 24 meses; no se pudieron evaluar efectos a más largo plazo”, escribió el equipo.

“El uso de preservativo después de la circuncisión es esencial para la prevención del VIH”, añadieron los autores.