Acusan a alcaldía de dañar monumento a Benito Juárez


p18-n1La superficie del monumento a Benito Juárez, uno de los más representativos de la capital, sufrió daños después que la presidencia municipal realizara un mal trabajo de restauración, destacaron miembros del comité para la Conservación y Preservación del Centro Histórico.


Los integrantes pidieron se frene la obra, en reunión que sostuvieron con representantes del Instituto Municipal de Investigación y Planeación (IMIP) del ayuntamiento, debido a la utilización de técnicas no adecuadas con ácido muriático y pintura tipo pega-azulejo.

En entrevista, Tonatiuh Herrera Gutiérrez, miembro del comité, destacó que la mala planeación, el desconocimiento de técnicas y el pulido de la base del monumento que en 1956 elaboró el arquitecto Carlos Obregón Santacilia, cambio la visión estética y ocasionaron grietas a la piedra.

La escultura ubicada frente a la sede del gobierno estatal comenzó a restaurarse desde hace un mes, y desde entonces pidieron a la presidencia municipal frenara los trabajos, además solicitaron la intervención de la delegación del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para determinar los daños causados al monumento, destacó Herrera Gutiérrez.

Ahondó que no es la primera vez que la presidencia municipal realiza malas intervenciones a monumentos, debido a que en sus proyectos no echa mano de restauradores ni especialistas, quienes previo a una restauración realizan prueba de materiales. “La restauración del monumento a Benito Juárez es un ejemplo de lo que no se debe hacer, ya que utilizar químicos abrasivos daña las capas de los monumentos, les quitas la piel”.

Herrera Gutiérrez dijo que los miembros del comité para la Conservación y Preservación del Centro Histórico de Pachuca piden intervenga el INAH para determinar si se causaron daños y en caso de ser así en el ayuntamiento de Pachuca recaería la responsabilidad.

El monumento a Benito Juárez es obra del arquitecto Carlos Obregón Santacilia y del escultor Juan Leonardo Cordero, se edificó por iniciativa del entonces gobernador Quintín Rueda Villagrán y está al resguardo del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).