Aprendiendo a trabajar por todos


La semana pasada dimos un paso importante, estamos frente al referente de la democracia en México, y ahora todos los ciudadanos tendrán la oportunidad de conocer, discutir y criticar todas y cada una de las propuestas de los candidatos a puestos de elección popular.
Los puntos de vista son distintos y las necesidades son vastas, pero hay algo que no podemos dejar de lado: el compromiso con nuestro México, que día a día nos sostiene, nos alimenta y nos inspira a trabajar por nuestras familias.

En poco tiempo he tenido la oportunidad de tocar la puerta de varios de ustedes, de extenderles mi mano e incluirlos en mi visión de trabajo; porque los funcionarios públicos no somos nada sin la convicción ni la unidad.
Antes que nada quiero agradecer a toda la gente que nos ha abierto las puertas y nos ha escuchado, pero sobretodo quiero reconocer que cada uno de ellos desprende las ganas de tener un México mejor.
El hecho de escuchar, leer nuestros trípticos y criticarnos es una labor ardua, no es un vistazo, es un conocimiento global de lo que necesitan sus localidades y la forma en cómo pueden ser resueltos los problemas; porque nosotros los candidatos, a pesar de que contamos con mucha gente especializada en varios temas, no podemos tener un plan a largo plazo sin las propuestas y peticiones de la gente, quien padece o necesita algo para mejorar sus condiciones laborales, educativas o de vida.
Tengo que decir que esto, más allá de una campaña electoral, es una lección de vida, es un reto conjuntar todas las visiones para hacer una integral y de amplio alcance que nos permita hacer la diferencia.
En este camino aprendemos todos, pero lo importante aquí es que el resultado sea trabajar por todos ustedes, por el distrito VII, por los habitantes de Zempoala, Zapotlán de Juárez, Tolcayuca, Tizayuca, Tepeapulco, Singuilucan, Santiago Tulantepec, Epazoyucan, Emiliano Zapata, Cuautepec de Hinojosa, Apan y Almoloya.
Sé perfectamente que cada municipio es especial, y haré lo imposible para que cada uno tenga la posibilidad de salir adelante de acuerdo con sus posibilidades, sus tradiciones y sus recursos, pero siempre encaminados al desarrollo.
Afortunadamente he tenido la oportunidad de trabajar para la gente desde la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y la Secretaría de Desarrollo Social, y desde esas perspectivas me he sensibilizado a las situaciones que atacan a nuestro México y nunca he dejado de trabajar para erradicar la pobreza y la injusticia.
Así me presento, y sin ostentar una calificación o descalificación, los invito a conocerme y a indagar en mis propuestas, para que ustedes tomen la decisión que les parezca más acertada en las próximas elecciones de julio.
*Candidata a diputada federal por el distrito VII