Alertan sobre alimentos que generan cáncer


Investigadores de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) alertan sobre consumo de agua contaminada y alimentos que generan tipos de cáncer en el aparato digestivo de los
humanos.

El uso de sales de nitrato y nitrito (ácidos) es variado. Como fertilizantes e insecticidas, en la industria alimenticia se utilizan como conservadores, saborizantes y desinfectantes, mientras que en embutidos se emplean como colorante.

El aumento considerable de estos iones representa un factor de contaminación en agua potable y residual que, una vez consumida por personas, se transforman en óxido nítrico causales de cáncer.

Arturo Álvarez Romero, investigador del área académica de química, detalló que existe gran número de intoxicaciones debido al exceso de nitrito sódico en carnes conservadas.

En infantes y animales domésticos, el consumo excesivo de estos compuestos provoca cianosis, que es la coloración azulada de la piel, mucosas y lechos ungueales, (área modificada de la epidermis situada debajo de la uña).

Dado el creciente consumo de nitratos y nitritos, explicó, es necesario desarrollar sistemas de análisis que permitan un control de dichos iones, no solo en procesos donde son usados, sino en el
monitoreo de aguas residuales, mantos acuíferos y su repercusión en alimentos.

Por esta razón desarrolló el proyecto “Optimización y automatización de un reactor en flujo continuo para la cuantificación altamente selectiva de iones nitrato y nitrito en agua potable y residual”, cuyo objetivo es realizar la separación de nitrato y nitrito a través de sensores químicos que detectarán la sustancia que le indiquen.

Según la Fundación Ibérica para la Seguridad Alimentaria, la ingesta de nitratos está directamente relacionada al estilo de alimentación de cada persona, así como al contenido de nitratos del agua potable consumida, cuya calidad varía según la región de procedencia.

La institución señala que la ingesta total de nitratos de los alimentos oscila normalmente entre 50 y 150 miligramos por persona al día.