México, con baja inversión para salud: OCDE


México se encuentra entre los más bajos indicadores en salud dentro de los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), desde la inversión en el sector como porcentaje del producto interno bruto (PIB), que es de 3.1 contra 6 por ciento de promedio en el organismo, y entre 8 y 9 por ciento que destinan naciones como Estados Unidos, Alemania, Francia y Dinamarca.
Las diferencias son notables en estos temas, reconoce el Programa sectorial de salud 2013-2018, como la mortalidad infantil, que es de 13.7 por mil nacidos vivos, contra 4.1 en los países que forman parte de la OCDE. Otro ejemplo está en la muerte de mujeres por causas relacionadas con el embarazo, parto y puerperio, que para 2011 era de 43 por 100 mil nacidos vivos en México contra 7.3 entre los integrantes del organismo internacional.
El documento, público desde el pasado jueves, resalta que la esperanza de vida en el país está en 74.3 años (era de 41.5 en 1940) y en las pasadas siete décadas mejoró la salud en todos los grupos de edad, lo cual se debe a las más adecuadas condiciones en el nacimiento, durante el crecimiento, en la vivienda y el trabajo.
Advierte que el mayor nivel educativo de la población, los ingresos, el progreso en la alimentación, el acceso a servicios públicos como agua potable, drenaje y luz eléctrica, así como mayor disponibilidad de atención a la salud –aunque no en forma uniforme para toda la población– propiciaron una vida más saludable en el país.
De cualquier forma, “México aún tiene un largo camino por recorrer para lograr indicadores de salud similares a los de los países de la OCDE”, organismo al que pertenece desde los 90.
Y es que el aumento de más de 30 años en la esperanza de vida de los mexicanos no alcanza para que sea similar a la que registra en la OCDE, que es de 80.1 años. Por sexos, las mujeres pueden vivir 77.2 años en México contra 82.8 de las naciones desarrolladas, y en los hombres es de 71.2 por 77.3 años.
Al llegar a los 65 años, los mexicanos pueden aspirar a vivir 17.6 años más, pero en los habitantes de países miembros de la OCDE es de 19.3 años.