El mil o la mil amores le decían. No podía tener solo uno. Cómo desperdiciarse de esa manera. Hay límites que no deben traspasarse, y ese es uno de ellos, le explicaba a alguien cuando esa persona intentaba coartar o cercar su libertad con reproches. Y para qué, si podía tener un amor diferente cada noche, justo al alcance de su diestra o siniestra, como sucede en alguno de los relatos de este Maldito Vicio, otra colaboración con Esto no es un libro. ¿El amor debe ser exclusivo? Reflexione, piense y responda usted mismo.

Gallito
EJ Valdés

“Tómate con calma eso de las mujeres”, solía decirme mi padre. “Si tienes ojos para una nomás, te ahorrarás muchos problemas”. Y sí, intenté eso de tener dueña pero, como dicen los borrachos, una no es ninguna, y yo tengo el corazón tan grande como la… Bueno, el punto es que no pude tomarme con calma “eso de las mujeres” y, aunque intenté ser discreto, ella me sorprendió y se puso peor que yegua encabritada. Que si con ella no me bastaba y sepa qué tanto más me gritoneó. Agarró sus cosas y se fue. Le dediqué unos suspiros, no lo niego, pero bien dice el dicho que gallo libre canta más bonito, y ya sin ataduras me entregué a mi mero mole. Tengo una para cada noche, y a veces, si de veras traigo ganas, también lo hago con otra en la mañana. A mí, satisfacción no me falta, que no es lo mismo que el amor pero al menos no da lata. Uno merece estar tranquilo y darse un gustito después de la faena, ¿o no? Y quizá se escuche pretencioso, pero me sobra con quién: las tengo a todas acomodaditas en un mueble, nomás para llegar, escoger una –o a veces de a dos, ¿por qué no?–, llevármela a la cama o al sillón, colocarla en mi pecho y, ya con el asunto fuera, dejar que la diestra haga lo suyo –o a veces la zurda, ¿por qué no?– hasta que el deseo se desborde y me venga el sueño.

Rebeca
Enid Carrillo

R:
Te quiero, te lo juro que te quiero. Yo sé que me viste ayer besando apasionadamente a Dolores, también sé que nos viste caminar de la mano delante de todos, por las calles donde tú y yo no vamos nunca, por esas calles que nos son prohibidas, como nuestro amor. Yo te había dicho que con ella la cosa era seria, pero tú me dijiste que no te importaba. ¿Qué hago yo? ¿Qué hace un hombre con tanto amor, con tanta mujer esperando quien le recuerde cómo se siente el deseo? ¿Qué hago yo contigo si cuando te digo que me voy, me miras con esos ojos sin fondo que me invitan a quedarme? ¿Qué hago con Dolores cuando me mira igual que tú y le digo que la dejo ella llora y siento en el corazón una aguja? ¿Qué hago, Rebeca, qué hago si las quiero igual a las dos y ustedes no hacen más que quererme en sus vidas? Despréciame tú, eres mi esperanza para terminar con esto, despréciame tú porque contigo aún no tengo promesas, despréciame para que me vaya. Ódiame, Rebeca y hazme un hombre bueno.

Unidos/separados
Diego Castillo Quintero

A un mismo tiempo la espero en el altar y ella prepara su equipaje. La miro entrar a la iglesia y guardar varias de sus prendas. Camina hacia mí con su bello vestido de novia, mientras rescata del ropero su abrigo favorito. Dice “acepto”, pero con dificultad le cierra la maleta. Los invitados a la boda la ven escribirme una carta con fea letra y azotar la puerta, como si así consiguiera confinar el pasado para siempre, pero entonces nos colocamos los anillos. Nos besamos fuera de la iglesia conforme ella sube al autobús. El arroz llueve sobre nosotros, mientras yo me derrumbo en la cama con su carta apretada en un puño. Me dice “hasta nunca; eres lo peor que me pasó”, al tiempo que la levanto en brazos y la meto a nuestra casa nueva. Permanecemos así, hasta que la muerte nos una/nos separe.

Babel
Juan Ter Veen

Hay un lenguaje que tuvimos, sin signos, ni palabras, ni condición, ni reglas. Cómo lo dominábamos, ¿te acuerdas? Brotaba de nuestras almas como un torrente de silencios. Nos habitaba en la distancia y llenaba el espacio con la dulce eternidad de nuestra suma.
Pero entonces vino el ruido y comenzó a tomarlo todo. Se comió nuestros latidos. Devoró sin oposición toda la esencia. Vociferamos en medio de la ansiedad y nos volvimos uno con el caos.
Cuando regresó la calma, un Babel despiadado tenía el control de tu tacto y mis entrañas.
Ya no se habla nuestro idioma, es lengua muerta. La pena me consume cuando me fugo en paisajes lejanos. Desolación, amargo vacío. Adiós sin ausencia, olvido.

Batalla
Alma Santillán / @alma_santillan

Imbécil, desgraciado, hijo de puta. Son los adjetivos con los que me describirás de ahora en adelante. No te sientas culpable. Yo estaré tranquilo de saber que una sola promesa de mi boca no salió, que si tus oídos las escucharon, esa voz no era mía sino tuya.
¿Seguir? Podría intentarlo, pero si no encuentro cómo, seguiré mi camino. Sin ti, recuérdalo bien. No existe mujer sobre la Tierra que logre hacerme ir tras ella, no la hubo antes de ti y no la habrá jamás.
Pensarás que no te quiero; claro que lo hago, lo he hecho cada día pero hay líneas que no se cruzan.
No llenes tus ojos de rabia y lágrimas, no utilices tus sueños para maldecirme, podrás hacerlo mucho mejor despierta. Quizá, con un poco de honestidad, esto podría funcionar. O tal vez no.
No te digo todo esto para que me entiendas, créeme; he tenido los suficientes reproches, de todo tipo, para saber que no puedo pedir comprensión, y no la quiero.
Te haré esto más sencillo: al terminar de leer, rompe estas líneas, ódialas mientras lo haces, y a mí junto con ellas. Aquí no hay nada.

DIRECTORIO MALDITO

Director del mal: Jorge A. Romero
Colaboradores viciosos: Mayte Romo, Ilallalí Hernández, Alma Santillán, Enid Carrillo, Erasmo Valdés, José Luis Dávila, Diego José, Óscar Baños, Luis Frías, Rafael Tiburcio, Abraham Gorostieta, Negra Magallanes, Elizabeth Rivera, Daniel Fragoso, Julia Castillo, Isabel Fraga, Antonio Madrid, Jorge Daniel el Ene, Víctor Valera, Sonia Rueda, María Elena Ortega, y otros que, si bien no están, podrían caer en el vicio algún día.
Ilustración: Especial
Diseño: Cuauhtémoc Ríos

TUITIZA LOCA

Enamórate…
Si te rompen el corazón, no te apures, ya tendrás tiempo de pegar cada pedazo.
#YOLO #arriésgate #milamores
@AlmaSaldana19

No votes yet.
Please wait...

Comentarios