Pachuca.- El doctor habló de su obra Jóvenes mexicanos y política. Una relación compleja y ambivalente

Más allá de un límite de edad, la definición de juventud está directamente asociada a la rebeldía, planteó el investigador Juan Antonio Taguenca Belmonte, doctor en ciencias políticas y sociología, y profesor investigador de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), en entrevista realizada en el programa radiofónico “Luciérnaga” trasmitido por Radio Universidad.
Así lo plantea en su libro Jóvenes mexicanos y política. Una relación compleja y ambivalente, el cual desmenuza conceptos como participación, cultura política, hasta el propio significado de joven; pero también presenta resultados de encuestas y entrevistas a estudiantes universitarios que reflejaron su interés en la vida política del país y su baja participación, especialmente en esta entidad.
La obra está dividida en ocho capítulos. Los tres primeros presentan una perspectiva teórica del concepto de juventud, de identidad juvenil y de cultura política; los dos siguientes los dedica a analizar empíricamente la opinión sobre la democracia de los jóvenes mexicanos, y cualitativamente los cambios generacionales que ha tenido la juventud pachuqueña.
Los tres últimos capítulos estudian a los jóvenes universitarios hidalguenses respecto al tópico de la política.
Una de las aportaciones más valiosas del libro es el análisis teórico del concepto de juventud en su primer capítulo.
El investigador cuestiona su validez como simple rango de edad, considerando dos ejes analíticos: la dicotomía joven-adulto con relación a tipos ideales de juventud, construida por el adulto y autoconstruida.
El otro eje, conformado por tres categorías: la segmentación, la cultura y el mundo de la vida. De acuerdo con el autor: “el primero nos sirve para conformar a la juventud como rebeldía hacia las instituciones adultas; el segundo para vislumbrarla como subcultura enfrentada a la cultura dominante, y el tercero para establecer las consecuencias para la sociedad de una juventud autoconstruida”.
A lo largo del libro el doctor Taguenca va desmenuzando conceptos como el rechazo de lo dominante que se ve como impuesto y cuya manifestación es la rebeldía, una característica más definitoria de ser joven que estar dentro del determinado rango de edad.
La publicación, que es resultado de un ambicioso proyecto de investigación, da cuenta de que pese al contexto social que se vive actualmente, marcado por movilizaciones sociales y complicaciones económicas, los estudiantes del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades (ICSHu) están alejados de la política; lo anterior pese a que pertenecen a ramas de estudio directamente relacionados con ese tema.
En las conclusiones del cuarto capítulo de su obra: “El campo político mexicano y los jóvenes”, el autor destaca la falta de formación política entre los jóvenes, en este caso universitarios hidalguenses, que pudo observar a través de narrativas redactadas por un grupo de estudiantes.
También resalta que profundizar cualitativamente sobre las creencias políticas de las y los jóvenes mexicanos, le permitió comprender que no son apolíticos, sino más bien es el campo político el que se les cierra. Pese a ello, valoran la política pero más desde el sentido común que por conocimiento de la teoría o práctica.

¿Quién es el doctor Taguenca?

Juan Antonio Taguenca Belmonte nació en Puig-Reig, al norte de Barcelona, en Cataluña, España. Estudió la licenciatura en ciencias políticas y sociología en la Universidad Autónoma de Barcelona; maestría en análisis y gestión de la ciencia y la tecnología por la Universidad Carlos III de Madrid; y el doctorado en ciencias políticas y sociología por la Autónoma de Barcelona.
Ejerció como profesor y como investigador en esa institución de educación superior con diversos proyectos financiados por la Unión Europea.
Hace más de 10 años, tras casarse con una mexicana, decidió trasladarse a México e ingresó a la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo como profesor investigador en el área académica de ciencias políticas y administración pública.
Cuenta con perfil deseable en el Programa para el desarrollo profesional docente (Prodep) de la Secretaría de Educación Pública y es miembro del Sistema Nacional de Investigadores nivel uno; así como evaluador del Sistema Nacional de Investigadores Mexicanos, entre más de 30 reconocimientos y premios que acumula en su trayectoria.
Cuenta con una extensa producción de artículos científicos, conferencias, memorias en extenso, capítulos de libro, siete libros en autoría y dos coordinados.

Jóvenes carecen de formación política

En las conclusiones del cuarto capítulo de su obra: “El campo político mexicano y los jóvenes”, el autor destaca la falta de formación política entre los jóvenes, en este caso universitarios hidalguenses, que pudo observar a través de narrativas redactadas por un grupo de estudiantes

 

Comentarios