9.2 C
Pachuca, México
Sábado, marzo 25, 2017
Te escribo porque no tengo intenciones de buscarte para hablar. Hace muchos años que no me interesa encontrarme contigo, ni siquiera por error. No te escribo para decirte que me repugna tu persona por la forma en que enredas la vida por donde pasas, por las mentiras que construyes...
Cuando miras que el cielo augura continuar con la tormenta decides entrar al café. En la calle los carros torpes rompen los espejos que la lluvia deja. Una pareja se sienta en la mesa cercana. —…no sabía qué… encontré a una mujer… tuve que ir… pero volví… Las frases llegan en...
El paisaje es ártico, desolador, tan blanco que lastima. Azucena apenas y recibe respuesta de sus articulaciones congeladas; de inmediato el rastro de sus pasos es borrado por la nieve. Exhausta, se desploma. No sabe cuánto tiempo transcurre pero, al levantar la vista, se encuentra con una mujer de...
El teléfono de la casa suena. Un tono, dos. Yo estoy sentado en el baño, disfruto las mañanas de domingo porque puedo cagar sin prisa. Tres tonos. Lo sabe Maricela, ¿por qué carajo se tarda en contestar? Cuatro tonos. El único día de la semana que no debo salir corriendo para iniciar un largo...
Analicé cada imagen de sus vacaciones a la playa. Pasó muchas horas tomando el Sol, la piel de los hombros la tenía enrojecida y con muchas pecas. Vi su sonrisa ensayada donde ladea el rostro y lo levanta, para que no se vea la papada, decía cuando estábamos juntos....
Ella nunca dijo su nombre, solo me pedía “A dry martini, please” tres veces cada noche, no me miraba, su atención estaba en las líneas absurdas que dibujaba en los portavasos. No le hablaba, tenemos prohibido importunar a nuestros clientes. Las copas de colores que servimos daban la impresión de...
El pasillo era amplio, una luz parpadeante le confería un tono de dramatismo; Diego podía estar en cualquier penitenciaría del país. Un custodio caminaba delante de él, podía ver el cuello percudido de la camisa color caqui. Sintió un dolor en el vientre, repugnancia, eso era, simple repugnancia por...
—Fue él, estaba cerca cuando llegué y mi muñeca le estaba gruñendo —dice la mujer de pelo teñido de rojo, mientras abraza a un nervioso perro blanco que no para de ladrar. —Yo lo vi, caminaba sospechoso —grita otra mujer que cubre su cabeza con un chal. —Yo no… —balbucea el...
1: Hola. Vi que te gusta correr. Yo también corro. 2: Hola. Sí, me gusta esforzarme. Y tú, ¿cuánto llevas entrenando? 1: Muchísimo, como cuatro meses. 2: Eso no es muchísimo. 1: Tengo muy buena condición, obvio hago más, también levanto pesas. 2: ¿Sabes qué? Luego hablamos, tengo que entrar a una junta. * 1: Hola...
Martes. Amelia pretende engañarme con sus atenciones de hermana preocupada. Me vigila. Coloca los espantosos cuadros que compra a precios ridículos. Igual que mi madre llega con copias de pinturas clásicas. Me molesta el ruido del agua al golpear los azulejos. Odio bañarme. Antes leía con papá, ahora el...

CARTONES

EDICIÓN IMPRESA

ÚLTIMAS NOTICIAS

JUSTICIA

Localizan en CDMX a menores desaparecidas en Hidalgo

Pachuca.-La Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH) informó que dos menores desaparecidas la semana pasada en Tizayuca, fueron localizadas sanas y...
Please wait...