Los daños tras el sismo del pasado 19 de septiembre no se resolverán en 15 minutos. Muchas comunidades tardarán años en recuperar la normalidad. Esto incluye a 10 mil escuelas dañadas en todo el país, que según la SEP, resultaron afectadas por los sismos ocurridos este mes. De ellas, afortunadamente la mayoría, tiene daños menores que pueden ser reparados, no así 400 escuelas que deberán ser reconstruidas. Una de esas 400 se encuentra en Mixquiahuala. Se trata de la primaria Amado Nervo cuyos alumnos, por decisión de autoridades, docentes y padres de familia, tomarán clases en una capilla abierta de ese municipio. Según encontraron los actores citados, la escuela ya no es apta para que regrese a las aulas el alumnado, de modo que se dieron a la tarea de buscar un lugar para instalarse lo antes posible. Entre los lugares, la comisión encargada determinó que una opción podría ser una capilla abierta ubicada en la avenida 16 de Septiembre de esa demarcación. Para ello el presidente de padres de familia de la escuela solicitó el apoyo de un aula móvil, así como cinco puertas y cinco ventanas para habilitar los salones en la capilla. Esta situación, seguramente, se repetirá en cientos de escuelas a lo largo de las 10 entidades afectadas por el sismo. La SEP, sin embargo, debe agilizar este proceso. La educación no puede pasar demasiado tiempo en esta adversa situación. No está de más, sin embargo, asegurarse que las edificaciones de las escuelas no representan riesgos. De filón. Ya las cosas se fueron a los extremos. Ahora el líder del PRD estatal Ramón Flores sugirió que no solo los partidos, sino el INE y los institutos locales, renuncien al presupuesto que tienen asignado. ¿Y entonces, cómo se va a organizar la elección?

Comentarios