Pachuca.- El proyecto Misiones por la Diversidad Cultural llegó ayer a la capital hidalguense como parte del programa federal Cultura comunitaria.

Pachuca fue la tercera sede de la primera fase del proyecto que inició en Pátzcuaro, Michoacán, y posteriormente visitó La Paz, Baja California Sur.

La primera fase de las misiones consiste en efectuar jornadas de participación ciudadana en materia cultural, además de realizar un diagnóstico participativo para conocer qué eventos son necesarios en los municipios, cuáles son las actividades existentes, sus carencias, entre otros aspectos culturales.

El objetivo es dar reconocimiento e impulso a la cultura local, así como generar un registro y mapeo de la infraestructura, prácticas y agentes culturales para tomar decisiones en la materia, debido a la diversidad existente en el país. “Nosotros desde la Ciudad de México no podemos diseñar políticas para Pachuca”, puntualizó Rodrigo Cordera, coordinador nacional del proyecto.

La jornada cultural completa consta de un diagnóstico participativo, un programa artístico diverso que dé cabida a todo tipo de expresiones artísticas y no se encasille en las prácticas habituales y, para finalizar, un registro documental de ello.

En la primera jornada en Hidalgo se contó con la presencia de la presidenta de la comisión de cultura del Congreso local Corina Martínez García, quien expresó su entusiasmo por el proyecto y puntualizó la importancia de que la secretaría federal haya hecho esa convocatoria para artistas y promotores, ya que ellos conocen las necesidades en cada municipio.

Por último, habló sobre la importancia de que el trabajo de los artistas sea bien remunerado, sin importar que estos sean estudiantes, pues toda labor artística merece reconocimiento por su esfuerzo.

Las jornadas serán llevadas a cabo durante 2019 en 455 municipios del país, de los cuales 15 serán de Hidalgo, con un presupuesto de entre 120 y 140 millones de pesos por parte del programa federal Cultura comunitaria.

Comentarios