Una de las universidades más sólidas y con presencia de la nación para orgullo del pueblo hidalguense, es la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

Por ello, es digno de encomio que la UAEH celebró durante 2019 sus 150 años de vida institucional con diferentes eventos que fueron encabezados por el rector Adolfo Pontigo Loyola; además fue entregado a los exrectores Juan Alberto Flores Álvarez, Juan Manuel Menes Llaguno, Juan Manuel Camacho Bertrán y Humberto Veras Godoy un reconocimiento por sus méritos y trabajo en favor de la institución. Así mismo, fue develado un busto para honrar al exrector Carlos Herrera Ordoñez.

El aniversario de la institución fue conmemorado por la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (OSUAEH) con un variado y rico repertorio. También, fue celebrado el Día de la Autonomía Universitaria, con la apertura de la exposición fotográfica “Nuestra historia, Nuestra Autonomía”, coincidente con el resolutivo del 2018 de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) quien dictó sentencia definitiva a favor de la UAEH, luego de interponer un amparo en los tribunales para combatir un decreto expedido por el Congreso estatal de aquel entonces, mismo que reformaba y adicionaba a la ley orgánica de la casa de estudios un órgano interno de control de forma arbitraria.

Por otro lado, sin la UAEH no seríamos lo que somos. Pertenece a todos los hidalguenses y todos se han beneficiado de su riqueza cultural a través de varias generaciones. Porque la universidad no es un área de exclusividad de los universitarios, es sin duda un patrimonio de la humanidad, que toca administrar a los universitarios pero que pertenece a toda la sociedad.

La enorme fortaleza de la universidad quedó demostrada desde la primera etapa de su creación en 1869, que tiempo después, ni la misma revolución fue capaz de poner freno a su misión, como tampoco lo han hecho los avatares que se han suscitado a través de la historia; la institución sigue ahí fuerte, porque inexorablemente sus insumos académicos, bibliotecas, laboratorios, trabajadores, académicos, investigadores, profesores y alumnos siguen igual de fuertes. La fuerza inconmensurable de la universidad, se basa en el talento de sus universitarios que son profesionales hombres y mujeres del más alto nivel intelectual de quienes podría sentirse orgulloso cualquier país del mundo y que son los creadores que cambian al país.

Es posible que quien no conozca de manera cercana nuestra UAEH y su Patronato tenga una imagen que no esté apegada a la realidad y que pase por alto la avalancha diversa de formas de creatividad y de trabajo arduo que se realiza todos los días en los ámbitos universitarios, su patrimonio artístico y cultural. Pero, también es cierto que el patrimonio más importante de la UAEH lo constituyen los mismos universitarios: tanto los que forman parte de su historia, como los que actualmente están en su ámbito y los que cada año ingresan, todos con un gran talento, disciplina, creatividad y trabajo, han logrado que la UAEH sea el proyecto cultural más importante del estado en la actualidad.

Comentarios