Pachuca.- De colores, el emblema LGBT marchó para exigir reconocimiento ante la sociedad y cese a la discriminación, así como para que puedan ser reconocidos como miembros de la sociedad, que como el resto, merecen el mismo trato y el reconocimiento a sus derechos.
En el centro de la ciudad, un camión con globos de colores con la tradicional bandera del orgullo gay comenzó la marcha, personas de la comunidad y fuera de ella que apoyan al colectivo llegaron para manifestar.
La marcha cumple 17 años, que representan un trabajo para la comunidad, así lo explicó Karen Quintero, organizadora del evento, quien además dijo que a las voces en su contra solo les muestra el trabajo que hablará por el colectivo transgénero en Hidalgo.
Desde las 14 horas comenzaron a llegar las personas para alistar los preparativos e iniciar la muestra pública de orgullo más grande del estado; en cada cuadra, el contingente se presentó con sus mejores trajes y además con la participación de activistas de otras partes de la República, así como artistas que dieron espectáculo al finalizar el evento.
17 años de lucha fueron retratados en Hidalgo con cada una de las personas que participó. El mensaje principal fue que la sociedad los mire, sin juzgarlos ni excluirlos.
Con tacones, plataformas y algunos tenis, el contingente recorrió el primer cuadro del centro histórico, ahí refrendó su compromiso con la defensa de derechos, hasta que sean reconocidos los servicios de salud, la ley de identidad y la inclusión a los sectores laborales.

Y en Tizayuca marchan por primera vez

Con la finalidad de defender sus derechos y garantizar el respeto a la comunidad lésbico, gay, bisexual, transexual (LGBT), se llevó a cabo la primera Marcha del Orgullo Lésbico-Gay en Tizayuca.
La actividad fue de manera conjunta entre la alcaldía de ese municipio, a través de la comisión de derechos humanos representada por los regidores Lilia Salas Rubio, María Leticia Luna, Belem Ortega Araiza y Teodoro Gómez Escalona, así como los miembros del comité organizador Francisco Laiza González, Florencio García González, Jorge Carbajal Sánchez, Jorge Luis Hernández y Salvador Lomelí Vargas.
El objetivo es lograr que en Tizayuca exista una comunidad libre, tolerante, unida y fuerte respecto a la inclusión social.
Al respecto, el presidente municipal Gabriel García Rojas refrendó su compromiso de tener una administración que respete y respalde los derechos humanos de cualquier expresión.
Por su parte, los integrantes del comité organizador manifestaron que “en todo el mundo hay personas que enfrentan violencia y desigualdad, y a veces torturas o incluso ejecución, debido a quiénes aman, qué aspecto tienen, quiénes son, la orientación sexual o la identidad de género, pero lo que todos deben saber es que estos son aspectos integrales de nuestra individualidad y en ningún caso deberían ser motivo de discriminación ni abusos”.
La marcha inició en la avenida Juárez sur, a la altura de Bomberos, y continuó por la calle 5 de Mayo para tomar Allende y culminar en la explanada municipal; participaron más de 500 personas pertenecientes a esa comunidad, así como quienes están a favor de evitar todo tipo de discriminación.

derechos

Comentarios