Sí, “no solo el amor es el móvil de las acciones de las mujeres que ellas son capaces de todos los entusiasmos y los deseos de la gloria no le son unos sentimientos extraños”. Y esas palabras de Leona Vicario hicieron eco en el lobby del edificio E del Palacio Legislativo de San Lázaro. Su carta publicada en el periódico El Federalista en 1831, cuando defendió su honor de mujer y de heroína, ya que el intelectual Lucas Alamán consideraba que no era necesario nombrar a las mexicanas en su compendio de historia de la Independencia de 1810 porque ellas habían participado en el movimiento solamente por amor, no por un patriotismo auténtico. Leona protesta con esa impecable argumentación, ese discurso escrito es determinante para considerarla la primera periodista del país.

Y casi dos siglos después, su voz sigue latente, su voz que retomaron quienes se reunieron este 26 de junio para solicitar que 2020 sea considerado el año de Leona Vicario. El espacio logró abrirse por iniciativa de la diputada Marivel Solís Barrera, así como por el Colectivo Nacional de Sororidad Leona Vicario, Madre de la Patria, fundado por Marycarmen Aguilar Franco y que en el estado de Hidalgo es representado por Elvira Franco Islas. En sus respectivos discursos las tres insistieron en la importancia de reconocer a una de las figuras femeninas más representativas de la lucha de independencia. Se cumplen 230 años de su nacimiento y es más que justo reconocerla de esa manera.

En el evento participaron Rodolfo Sinaí Gómez, Noemí Luna García, Alejandro Luévano Pérez. Elvira Hernández Carballido y Jesús Benjamín Ortega Lazcano, quienes evocaron la vida, la fuerza y hasta los lugares donde vivió doña Leona.

Finalmente, la maestra Elvira Franco Islas reiteró el compromiso del Colectivo Nacional de Sororidad Leona Vicario, Madre de la Patria para que el gobierno federal acepte llamar al 2020 como el año de Leona Vicario. Hizo un llamado a la sociedad mexicana para que apoye la causa a través de cartas o que otras organizaciones abran espacios para que ellas presenten esa iniciativa. Por eso ayer, la diputada Marivel Solís hizo eco a su llamado junto con la diputada Lidia García y el diputado Ricardo de la Peña Marshall, presentes en el coloquio. Quienes asistieron aceptaron haber descubierto un nuevo perfil de nuestra heroína mexicana, una mujer que participó por iniciativa propia en el movimiento de 1810, que dio su fortuna para la causa, que escribió a favor de los insurgentes y que por ello fue juzgada y perseguida. Una mujer que no se dio por vencida, que siempre luchó por su causa y sigue siendo inspiración de las mexicanas. Bien dijo en su novela La insurgenta el escritor Carlos Pascual.

El colectivo, a través de Marycarmen Aguilar y Elvira Franco, aseguró que en lo que resta de 2019 seguirán abriendo espacios por todo el país e integrando a su causa a todas las personas que coincidan con ellas que 2020 debe ser llamado el año de Leona Vicario, Dulcísima y Benemérita Madre de la Patria, porque este país, aseguró Franco, “sí tiene madre”.

Comentarios