Existe una creencia general en el futbol americano la cual dice que para la tercera jornada puedes determinar el futuro o mínimo el rumbo de la campaña para los equipos. Los que perdieron su primer partido tienen la posibilidad de mostrar que fue un desliz y colocarse con marca ganadora; viceversa, los que comenzaron ganando pueden tener una racha perdedora. Hoy hablaremos del panorama más sombrío, el 3-0 que casi siempre desemboca en crisis.

San Francisco, en un dramático juego, perdió al no ser capaz de aprovechar que recuperó la patada corta y que tuvo la serie ganadora en sus manos frente a Rams. Niners no merece ir 3-0, los juegos frente a Seattle y Los Ángeles bien podrían haber sido victorias, así que yo no diría que el 0-3 es el fin para su temporada, pero tienen que apuntalar su defensiva.

Santos, Gigantes, Bengalíes y Cargadores en el papel son equipos altamente competitivos, pero simplemente sus ofensivas no ha carburado como se esperaba. La dupla Eli-Beckham no se ha logrado hacer presente, Andy Dalton ha sido borrado del emparrillado y Los Ángeles Chargers han fallado goles de campo que les han costado los partidos. En el caso de Santos su defensiva ha sido incapaz de evitar anotaciones. En caso de colocarse 3-0 veo muy complicado que se levanten, pero tienen el equipo para hacerlo.

Colts, Cafés, Osos y Jets son de los que si se colocan 3-0 podríamos olvidar la temporada. Hasta el día de hoy, ninguno de estos equipos se ha presentado, quizá se salva un poco Cafés, que cada temporada busca un mariscal de campo que le funcione. Osos y Jets no tienen un plan de juego, hasta ahorita ni si quiera han mostrado ganas de luchar por algo y quizá sea de las peores campañas para estas franquicias. De Potros no se entiende y, ahora con la lesión de Luck, es muy factible que pierdan este fin de semana con Browns y eso ya es decir mucho.

Regresan los juegos en Londres, así que a madrugar; semana tres, la intensidad
continúa.

Comentarios