Mixquiahuala.- Este lunes 660 niños de la primaria Amado Nervo en Mixquiahuala tomarán clases en la calle, tras el sismo del pasado martes. Aunado al deterioro que han presentado a lo largo del tiempo varias aulas, padres de familia y docentes decidieron no utilizar más el plantel educativo.

En una reunión sostenida en la escuela el pasado viernes, se decidió que pese a lo que decidieran las autoridades correspondientes, mañana se reanudarán las clases pero en la calle, además que el tianguis de los lunes se suspenderá puesto que los espacios que ocupa el mismo serán ocupados para albergar a toda la comunidad estudiantil.

En la reunión sostenida el viernes, los docentes lamentaron que a la fecha protección civil y contraloría de la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo no hayan emitido un dictamen, pues cabe recordar que hace unos meses varias aulas fueron desocupadas ya que forman parte del edificio más antiguo de la institución de la década de 1930.

Comentarios