77.6% de la población considera frecuentes actos de corrupción en Hidalgo

555
HIDALGO

Pachuca

En 2015, 77.6 por ciento de la población de 18 años y más percibió la corrupción como una acción frecuente o muy frecuente en Hidalgo, reveló el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) al presentar estadísticas a propósito del Día Internacional contra la Corrupción, que se conmemora el 9 de diciembre.
Lo anterior refleja el porcentaje de la población que opina que en la entidad los trabajadores de gobierno abusan de sus funciones para obtener beneficios personales.
El indicador se ubicó por debajo del promedio nacional, que para el periodo de referencia fue de 88.8 por ciento.
Además, la percepción de la corrupción como un acto frecuente o muy frecuente en el ámbito local disminuyó en comparación con 2013, cuando era de 81 por ciento.
A su vez, el instituto manifestó que durante el año pasado 50.9 por ciento de la población mexicana de 18 años y más, residente de ciudades de 100 mil habitantes y más, consideró la corrupción como el segundo problema que más le preocupa, por encima de otros asuntos económicos, como el desempleo o la pobreza.
El Inegi destacó que para 2014, 20 de las 32 administraciones públicas estatales (APE) reportaron contar con un plan o programa anticorrupción; en tanto, siete indicaron que dicho programa estaba en proceso de integración y cinco más señalaron que no contaban con uno.
Aquellas que contaron con un Plan Anticorrupción: Chiapas, Hidalgo, Puebla, Tlaxcala, Yucatán, Zacatecas y la Ciudad de México, alcanzaron en su totalidad las metas y objetivos establecidos para 2014.
El resto de las entidades que también tuvieron un plan o programa anticorrupción reportaron un avance de más de 50 por ciento en el cumplimiento de metas u objetivos.
Asimismo, el Inegi destacó que Hidalgo asignó 0.4 por ciento de trabajadores de la administración pública estatal a áreas encomendadas al combate de la corrupción.
En 2015, 93.3 por ciento del total de víctimas de corrupción no denunciaron ante alguna autoridad competente, como la Contraloría, el Ministerio Público o en el buzón de denuncias de la dependencia involucrada.
Entre los motivos mencionados como los más comunes para no realizar la denuncia destacan que la víctima consideró que no se le dará seguimiento (33.3 por ciento); 19 por ciento opinó que es una pérdida de tiempo, mientras que 14.5 por ciento no denunció porque considera que la corrupción es una práctica común.
La corrupción consiste en solicitar, aceptar, ofrecer, dar un bien o servicio, producto de una actuación ilegal que se deriva del aprovechamiento indebido y para beneficio personal de un cargo, posición o responsabilidad en una organización pública o privada.
Ese fenómeno es diverso y se manifiesta a través de distintas acciones de la vida cotidiana.
No solo contempla casos de enriquecimiento ilícito por parte de funcionarios públicos, tráfico de influencias, uso indebido de la información privilegiada y nepotismo; también se manifiesta al pagar por el servicio gratuito de recolección de basura, por obtener la verificación vehicular con un auto contaminante, para evitar una infracción de la autoridad de tránsito o cuando un servidor público ofrece facilitar o agilizar un trámite o servicio a cambio de dinero.
El fenómeno de la corrupción inhibe el desarrollo económico de un país, debilita el Estado de Derecho, genera una pérdida de confianza de la ciudadanía hacia las instituciones del gobierno y afecta el bienestar de la población.
Con el fin de hacer frente a ese problema, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó, desde 2003, la integración de la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción, de la que México es partícipe y cuyo objetivo fue promover la adopción de medidas para prevenir y combatir, de forma eficaz y eficiente, la corrupción a nivel nacional e internacional, así como promover la integridad, obligación de rendir cuentas y debida gestión de los recursos públicos.

Dato

Se trata del porcentaje de la población que opina que en la entidad los trabajadores de gobierno abusan de sus funciones para obtener beneficios personales de manera frecuente o muy frecuente

 

 

 

 

Panorama nacional

  • La corrupción
    se ubicó como el segundo problema que más preocupó a la población en México durante 2015
  • El año pasado,
    nueve de cada 10 personas de 18 años y más consideró que la corrupción se observa de manera frecuente en policías y partidos políticos
  • 12.6 por ciento
    de las personas que realizaron un trámite, pago o solicitud de servicio ante algún servidor público fue víctima de al menos un acto de corrupción en 2015. Esa cifra no presentó cambios significativos respecto a 2013
  • Dos de cada
    10 hombres que tuvieron contacto con algún servidor público experimentaron alguna situación de corrupción en 2015, mientras que en las mujeres la razón fue de una de cada 10
  • En 2015
    se registraron las mayores experiencias de corrupción en el contacto con autoridades de Seguridad Pública, Ministerio Público, en los juzgados o para tramitar la apertura de una empresa

 

Comentarios