Entre 1929 y 1932 un equipo de especialistas se encargó de realizar una descripción y levantamiento detallado de los monumentos religiosos históricos del estado, trabajo que fue publicado en dos tomos en 1940 y 1942 bajo el título Catálogo de construcciones religiosas del estado de Hidalgo, recopilado por Justino Fernández.

Desde entonces, no se había planteado ejecutar de nuevo una obra de tal magnitud hasta la creación de la subdirección de patrimonio cultural del Instituto Hidalguense de la Cultura, donde se gestó la continuación de ese legado para llevar acabo un registro del patrimonio cultural que abarcara los 84 municipios. Fue así que hace poco más de 30 años comenzó un trabajo de investigación y de campo que iba más allá del registro de construcciones religiosas de su antecesor, incorporando gráfica rupestre, sitios arqueológicos, monumentos históricos (civiles y religiosos) y artesanías.

Ese nuevo proyecto inició en enero de 1990 con apenas tres investigadores y, poco después, el equipo se incrementó con una ayudante de investigación, un dibujante y un capturista de datos. Ese inventario llevó el nombre de Catálogo del patrimonio cultural del estado de Hidalgo, que se publicó en ocho tomos de 1992 a 1998 por el mismo Instituto Hidalguense de la Cultura y posteriormente por el Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Hidalgo.

En ese entonces, el estado no contaba con los caminos o carreteras que ahora tenemos, en varios municipios se llegaba solo a la cabecera y se continuaba el recorrido a las comunidades a lomo de caballo o de burro, o bien, caminando. La labor fue en muchas ocasiones difícil, pero se compensaba con llegar a la pintura rupestre, a la iglesia o al artesano. El trabajo de registro se efectuó en tres años, aunque a veces era prácticamente imposible, en tan poco tiempo, registrar tanta riqueza patrimonial con la que cuenta el estado.

A la distancia, podemos reconocer la magnitud de esa obra, que ahora resulta lectura obligada para todo aquel interesado en el patrimonio cultural hidalguense. Desde un inicio reconocimos, con agradable sorpresa (y lo seguimos haciendo), la riqueza cultural del estado en sus múltiples manifestaciones y también su importancia.

Igualmente, constatamos su fragilidad, ya que en algunos casos hemos tenido la oportunidad de regresar a los lugares donde hace tres décadas existían sitios, monumentos y artesanías y ahora solo queda el recuerdo… Y el registro. Por desgracia, mucho de los bienes culturales materiales e inmateriales se pierden por la ignorancia, abandono, saqueo, desconocimiento y depredación. Una parte de nuestro pasado estaría irremediablemente perdida si no tuviéramos la ficha, fotografía o plano.

Uno de los principales objetivos que nos planteamos para la realización de ese catálogo fue difundir el patrimonio cultural hidalguense, ya que no se valora lo que no se conoce. Aprendimos que la mejor manera de proteger y conservar los bienes culturales es a través de concientizar a la población acerca del valor histórico de sus pinturas rupestres, petroglifos, sitios arqueológicos, iglesias, conventos, haciendas, ranchos, escuelas, estaciones de ferrocarril, tinacales, artesanías, leyendas, costumbres, tradiciones, memoria oral, etcétera.

Al paso de los años no hemos perdido nuestra capacidad de asombro, sino todo lo contrario. El Catálogo del patrimonio cultural del estado de Hidalgo abre las puertas a un mundo apenas explorado, aún falta mucho por proteger, conservar y difundir. Tan es así, que en 2018 se aperturó la maestría en patrimonio cultural de México en el Instituto de Artes (IA) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) con énfasis en el estudio del patrimonio cultural nacional y en especial el hidalguense.

Sirva esta breve narración como muestra de agradecimiento a Cecilia Lorenzo Coronel. Quien con solo una llamada telefónica cambió nuestras vidas para reconocernos orgullosamente hidalguenses (adoptivos) y enaltecernos del patrimonio cultural del estado.

Fuente: Antonio Lorenzo Monterrubio, Carmen Lorenzo Monterrubio, Arturo Vergara Hernández. (1992-1998). Catálogo del patrimonio cultural del estado de Hidalgo. Ocho tomos. México: gobierno del estado de Hidalgo.

Comentarios