A 50 años de los Juegos Olímpicos de 1968

94
Juegos Olímpicos,estadio Olímpico Universitario

Enriqueta Basilio de nuevo vivió el momento de encender el pebetero en el estadio Olímpico Universitario

Ciudad de México.- La nostalgia invadió el mediodía de ayer las tribunas del mítico estadio Olímpico Universitario con decenas de espectadores que tuvieron la fortuna de recordar aquel momento en el que los Juegos Olímpicos de México 68 fueron inaugurados.

Mientras se escuchaba música regional mexicana, el recuerdo atravesó la memoria de algunos afortunados que fueron testigos del desfile de medallistas de aquella competencia y de los grupos que representaron a las disciplinas que compitieron en la edición 19 de la olimpiada, quienes a su vez conformaron con los colores azul, amarillo, negro, verde y rojo el símbolo de los aros olímpicos.

Kenia Lechuga, deportista de remo y medallista en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2008, fue la penúltima en recibir la antorcha proveniente del Comité Olímpico Mexicano para entregársela a Enriqueta Basilio, quien con 70 años volvió a vivir aquel épico momento al saludar los cuatro puntos cardinales con el fuego y encender el pebetero.

Fueron 104 relevistas, Enrique Graue, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, junto a Carlos Padilla, presidente del COM, recibieron la antorcha en el tartán con el tradicional Goya.

El fuego iluminará el recinto universitario hasta el 26 de octubre, fecha en la que finalizaron los primeros y únicos Juegos Olímpicos en México.

Comentarios