Tras medio siglo de lo acontecido aquel 2 de octubre, la lideresa de izquierda lamenta que esos actos continúen por parte del Estado

Pachuca.- A 50 años de los hechos ocurridos la noche del 2 de octubre de 1968 en Tlatelolco, resulta lamentable que en el país sigan existiendo actos de represión que dañan nuestro derecho a la libertad de expresión, consideró la lideresa de izquierda, Teresa Samperio.

En entrevista con este diario, la también fundadora del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Hidalgo externó su opinión respecto a los cambios vividos en México y en el estado a medio siglo de lo acontecido aquel día en la Plaza de las Tres Culturas; no obstante, lamentó que después de todos esos años, y pese al despertar de una sociedad, exista un país aún más represor.

¿Qué ha cambiado en México a partir de ese hecho histórico?

“Estamos hablando de un movimiento estudiantil que posteriormente se generalizó y tuvo apoyo de la sociedad que también se involucró, eso nos habla de una gran solidaridad, de un despertar de la sociedad ante las injusticias y actos de represión de un gobierno como fue el de Díaz Ordaz.

“Incluso, muchos líderes del movimiento del 68 fueron fundadores del PRD y trabajaron para que nunca volviera a existir algo así, pero ahora ya no solo estamos hablando del 68, sino de masacres como la de Acteal o la de los 43 de Ayotzinapa, y vemos que el país ha sido más represor todavía, porque no se ha podido erradicar ese aplastamiento del estado de los gritos de las necesidades del pueblo; entonces, por supuesto que el 2 de octubre no se olvida ni se olvidará.”

Pero además, refiere que es preocupante que después de estos años los expedientes del caso continúen sin ser abiertos a la sociedad, por lo que muchos activistas continúan abogando para que dicha acción se lleve a cabo al igual que con lo ocurrido en el caso de los 43, pues los mexicanos tienen derecho a saber qué pasó en ambos casos.

“Se continúa pidiendo que los archivos se abran a la sociedad porque no podemos permitir que porque ya murió Díaz Ordaz ya se olvidó, se debe recuperar la información y el pueblo tiene derecho a saber qué pasó, quiénes fueron los asesinos y dónde están los desaparecidos, eso llevará a avanzar también en esclarecer que pasó con el asesinato de los estudiantes de Ayotzinapa.”

Ante esas circunstancias, ¿cómo queda nuestro derecho a la libertad de expresión?

“No existe avance, sino retroceso, un retroceso porque estamos en pleno siglo XXI en el que hemos avanzado en tecnología y ciencia, pero deberíamos avanzar también en derechos humanos y un derecho humano es el derecho a la vida, a tener servicios, a no ser reprimido por expresarte, están garantizados en la Constitución pero solo de papel, porque en la práctica se siguen violando los derechos de mucha gente, es letra muerta.”

Y, ¿qué considera que nos llevó a esa situación?

“Yo creo que la política se ha pervertido, todos los grandes clásicos, filósofos y políticos coinciden en que la política debe buscar el bien común; sin embargo, nuestros políticos de la actualidad consideran que la política es sinónimo de corrupción; entonces, mientras no se preparen con valores, ética y la conciencia social de aplicar esa política y ese poder al que llegan para el bien de la sociedad, no podremos avanzar.”

Pero la situación del país no se resume a unos cuantos estados en donde trascurrieron algunos de los actos represivos más significativos en la historia moderna de México, pues incluso en nuestro estado el panorama, desde su punto de vista, no parece muy diferente.

En el caso de Hidalgo, ¿existe o existió en algún momento represión por parte del Estado?

“Claro, y lo acabamos de ver justo hace poco cuando en el Congreso local ocurrió una represión que no debe ser por parte del Estado; ahí, los diputados y los que estaban manifestándose protestaban por lo que se veía ya como un albazo por parte del Ejecutivo, estaban defendiendo sus derechos y no se equivocaron porque ahorita estamos viendo todas las consecuencias, pero fueron reprimidos y eso no debió ocurrir.

“También pasó en su momento con El Mexe, que venían a manifestarse y estaba toda la Seguridad Pública y granaderos esperándolos desde San Agustín para no dejarlos pasar a Pachuca; entonces sí, tanto el gobierno actual como todos los anteriores priistas que hemos tenidos se han caracterizado por ser represores.”

Ante esas circunstancias, ¿qué puede hacer la sociedad?

“La organización como paso número uno, una organización de la sociedad, una unificación, eso sería contra cualquier aplastamiento de un poder represor, no hay más, porque si nosotros como sociedad no nos organizamos, nadie lo hará. Decía el Che Guevara: ‘mientras continúe la injusticia social, la pobreza, la desigualdad, la impunidad y la falta de libertades, seguirán naciendo rebeldes como tú y como yo’, y eso es lo que no debemos perder de vista.”

Estamos hablando de un movimiento estudiantil que posteriormente se generalizó y tuvo apoyo de la sociedad que también se involucró, eso nos habla de una gran solidaridad, de un despertar de la sociedad ante las injusticias… de un gobierno como fue el de Díaz Ordaz

Comentarios