TANAIRI ARREDONDO /
IMSS HIDALGO
Pachuca.- Dormir es una actividad placentera que debe realizarse diariamente, por lo menos durante ocho horas, lo que muchas veces las personas no hacen por el ritmo de vida tan acelerado que llevan, sin embargo, el no descansar bien afecta y desgasta a la persona tanto a nivel físico como psicológico.

Además, es una función muy importante que realiza el cuerpo humano, ya que a través de ese proceso el cerebro puede actuar con el rendimiento que se necesita en el día a día.

La vida diaria requiere de una gran actividad mental y corporal, por lo que al dormir las neuronas pueden descansar y repararse; asimismo, los músculos pueden relajarse del estrés.

Consecuencias de no descansar bien

Actualmente el estilo de vida de las personas ha cambiado, lo que afecta la vida diaria al impedir que se establezcan horarios para dormir, esto desmejora la calidad y el tiempo de descanso, y tiene consecuencias para la salud. Algunos efectos negativos son:

Disminución de reacción. El no dormir al menos seis horas diarias provoca una disminución de reacción y reflejos ante diversas circunstancias, lo que aumenta la probabilidad de sufrir accidentes.

Debilitamiento del sistema inmunológico. Al no dormir disminuyen las defensas del cuerpo humano, haciéndolo más propenso a contraer de manera frecuente infecciones respiratorias, como gripe.

Envejecimiento prematuro. Se obtiene un aspecto más descuidado, con más líneas finas en la piel, pigmentación dispareja y disminución en la elasticidad del rostro, cuello y pecho; además, la piel presenta dificultades para recuperarse luego de la exposición al Sol.

Problemas de memoria. No dormir el tiempo necesario daña la capacidad de concentración y hace más olvidadiza a la persona, lo que afecta el aprendizaje.

Obesidad. Aun cuando no se tiene hambre aumenta el deseo de “comida chatarra” y repleta de grasas saturadas y azúcar, lo que ralentiza el metabolismo y afecta el peso del cuerpo.

  • Consejos

Para evitar consecuencias negativas en la salud derivadas de no descansar bien se aconseja establecer un horario para dormir, incluso los fines de semana; practicar ejercicios de relajación, como la meditación; y realizar actividad física diaria.

Además de mantener condiciones óptimas para descansar bien, entre ellas disminuir la luz y el ruido, así como tener un colchón y almohadas cómodos para asegurar el descanso, y apagar aparatos electrónicos, como el celular y la televisión.

  • Dificultades para conciliar el sueño

Estrés
Es uno de los principales padecimientos de la mayoría de las personas; si se sufre por un periodo prolongado, afecta el estado de sueño, lo que deriva en problemas médicos.

Tecnología
Antes de acostarse es necesario dejar a un lado el celular y apagar la televisión, con el fin de generar un ambiente óptimo para conciliar el sueño.

Consumo
de productos azucarados o con cafeína. Ingerir esos productos alimenticios antes de dormir es un mal hábito que debe erradicarse, ya que estos estimulan el cuerpo preparándolo para la actividad y evitar el descanso.

 

Comentarios