A juicio civil expresidente boliviano

254
Bolivia

La Paz.-
El expresidente boliviano Gonzalo Sánchez de Lozada (2002-2003) será sometido a un juicio civil a partir de mañana en Estados Unidos (EU) por la muerte de nueve personas en el marco de la crisis que enfrentó su gobierno en 2003 y que derivó en su renuncia.

Si es condenado, deberá pagar una indemnización a familiares de los fallecidos, que impulsaron el juicio contra el exmandatario, quien reside en EU desde 2003.

Sánchez de Lozada deberá comparecer en las audiencias orales en la corte de Fort Lauderdale. En el proceso también está incluido el exministro de Defensa del acusado Carlos Sánchez Berzaín, informó por teléfono a DPA el abogado boliviano Rogelio Mayta, asesor de los demandantes.

Mayta indicó que la principal acusación contra Sánchez de Lozada y su ministro tiene que ver con planificar ejecuciones extrajudiciales y otros delitos de lesa humanidad que pudieron cometerse durante la represión militar contra las protestas ciudadanas ocurridas entre septiembre y octubre de 2003. El exmandatario y el exministro residen en EU desde octubre de 2003, cuando Sánchez de Lozada dimitió 14 meses después de haber iniciado su segundo mandato. Antes había gobernado Bolivia entre 1994 y 1997.

Entre los demandantes está Etelvina Ramos, cuya hija de ocho años murió por una bala que ingresó a su dormitorio; Teófilo Baltazar, cuya esposa falleció en su casa por una bala perdida, y Felicidad Rosa Huanca, por el asesinato de su padre por varios disparos en una carretera de La Paz.

La crisis de octubre de 2003 provocó la muerte de al menos 60 personas y un centenar de heridos en las ciudades de El Alto y La Paz. Por esos hechos, el Tribunal Supremo de Justicia de Bolivia enjuició a los jefes militares de ese entonces y pidió la extradición de Sánchez de Lozada.

La semana pasada, el presidente boliviano Evo Morales pidió en Twitter a su homólogo estadunidense Donald Trump facilitar la extradición de Sánchez de Lozada para someterlo a un juicio de responsabilidades en Bolivia.

Comentarios