Afirmó en entrevista para un portal de noticias Pablo Pérez Martínez, exsubsecretario de finanzas y administración de la SEPH

Pachuca.-

Durante cinco años, el exgobernador Francisco Olvera Ruiz ordenó retiros en efectivo de las secretarías de Educación Pública y de Salud de Hidalgo, lo que sumó 2.7 mil millones de pesos a modo de “pellizcos”, informó un medio nacional.
El portal informativo Eje Central publicó ayer una entrevista hecha a Pablo Pérez Martínez, exsubsecretario de finanzas y administración de la SEPH por quien la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo (PGJEH) pidió en 2017 a la Interpol emitir una ficha roja para su búsqueda y detención, en la que narró el modus operandi para el desvío de recursos públicos.

De acuerdo con el medio, Pérez Martínez fue encargado de las finanzas de Olvera Ruiz desde sus inicios en el servicio público, y en su posición en el área jurídica del gobierno y luego como subsecretario de finanzas y administración de la Secretaría de Educación Pública (SEPH), año con año fue “pellizcando” el gasto público.
Cuando Olvera fue gobernador, el uso de recursos aumentó y solicitaba, no menos de 20 millones de pesos en cada petición. En cinco años desvió 2 mil 700 millones de pesos, solo de educación pública.
Solo una parte del caso se conoció en enero de 2017, cuando fue detenido el exdirector de recursos financieros de la SEPH José Antonio Turrubiarte Delgadillo, quien junto con el tesorero de la dependencia Juan Jorge López Reyes eran los dos firmantes de los cheques que se usaron para consumar el desvío de
recursos.

En esa acusación no se registra todo el dinero desviado, y muestra que fueron los integrantes del área de finanzas de la secretaría quienes se beneficiaron, porque las investigaciones, hasta ahora, no han involucrado al exgobernador.
Lo anterior, “a pesar de que Pérez Martínez ha ofrecido al procurador de Justicia de Hidalgo Javier Lara Salinas declarar y presentar pruebas sobre cómo el dinero fue entregado a Olvera Ruiz. Pero, por el contrario, la persecución contra el contador y su familia se incrementó, y actualmente es considerado prófugo de la justicia, y se le busca en 190 países por la Interpol” cita la investigación del portal.

En una extensa entrevista, el exfuncionario relató cómo el exgobernador daba las órdenes y cómo recibía los recursos en efectivo, dentro de cajas de archivo muerto de las propias instituciones e incluso en algunas ocasiones tuvieron que hacer uso de los servicios de empresas de transporte de valores, por la cantidad de billetes que representaba.
De acuerdo con el exfuncionario, entre las personas que conocían todas esas operaciones y que también se beneficiaron, fueron Nuvia Mayorga, expresidenta de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas y actual candidata al Senado de la República.
Pablo Pérez acusó a Olvera de pretender atribuirle los desvíos, por lo que la actual administración de Hidalgo, que encabeza Omar Fayad, lo ha perseguido de manera personal y hasta detuvo a su hijo, quien operaba las finanzas en la Secretaría de Salud y también recibía órdenes similares para entregarle recursos públicos.

Comentarios