A punto de salir, seis ayuntamientos tienen deuda pública

2683

De acuerdo con la Auditoría Superior del Estado de Hidalgo son Tulancingo, Cuautepec, Chapantongo, Zimapán, San Agustín Tlaxiaca y Tepeji

Pachuca.- A semanas de que culmine el periodo de las actuales administraciones municipales, el 4 de septiembre, son seis las demarcaciones que aún tienen deuda pública pendiente de pagar, de acuerdo con la Auditoría Superior del Estado de Hidalgo (ASEH).

En entrevista con este diario, el titular de la ASEH Armando Roldán Pimentel explicó que el proceso de entrega-recepción va conforme a lo planeado y solamente se encuentran a la espera de la designación, por parte del Congreso, de los concejos que se encargarán de la administración municipal a partir del 5 de septiembre.

Además, explicó que a la fecha son seis los municipios que han adquirido deuda pública y a punto de culminar la actual administración (2016-2020) aún tienen montos pendientes por pagar: Tulancingo, Cuautepec, Chapantongo, Zimapán, San Agustín Tlaxiaca y Tepeji.

De acuerdo con el propio órgano de fiscalización, al cierre de 2019, Tulancingo tiene un primer monto de deuda pública pendiente de subsanar de 39 millones 603 mil 827.67 pesos y otro de 5 millones 849 mil 33.93 pesos.

Cuautepec tiene una deuda pública pendiente por 7 millones 20 mil 98.59 pesos; Chapantongo por un millón 658 mil 634.42 y Zimapán por 3 millones 136 mil 735.77 pesos.

Mientras que San Agustín Tlaxiaca tiene un monto pendiente de 41 millones 195 mil 148.61 pesos de obligaciones realizadas a alianzas de inversión, y Tepeji del Río una deuda pública pendiente por 7 millones 631 mil 206.67 pesos.

En ese sentido, Roldán Pimentel explicó que se encuentran al tanto de dichos municipios quienes han ido amortizando parte del adeudo pero no alcanzaron a cumplirlo en su totalidad.

Finalmente, recordó que los compromisos de deuda pública son institucionales, por lo que los adeudos deberán cubrirse por las administraciones municipales entrantes, ya sea de los concejales designados por el Congreso o en su momento los nuevos ayuntamientos.

Sin embargo, dichos compromisos son institucionales, por lo que los adeudos deberán cubrirse por las administraciones municipales entrantes

Comentarios