El director editorial de este diario fue invitado a la presentación de dos libros que serán fundamentales para la historia del periodismo en México: 100 años de fotografía en El Universal y 100 años de caricatura en El Universal, que documentan lo que pasó por las páginas de ese centenario diario durante el primer siglo de su historia y que son, al mismo tiempo, testigos del siglo XX mexicano. Por otra parte, al escuchar el esfuerzo que significó editar 100 años de historia de fotoperiodismo y de caricatura a partir de los archivos de El Universal, queda clara la importancia del periodismo para cualquier país. Parece una obviedad, pero es necesario recordarlo: los periódicos contamos la historia de todos los días y con el paso de los años nos convertimos en documentos de consulta para investigadores y para quienes están interesados en conocer el pasado de nuestra historia. Pero también está otro reto: construir diario una nueva edición. Todos los días hay que reinventarse, porque así es el mundo: con sus realidades inéditas qué escudriñar y con sus nuevas historias para contar. El reto hoy es documentar nuestro presente a la luz de las nuevas tecnologías. Una pregunta surgió del público: si los periódicos están listos para documentar los próximos 100 años. La respuesta, sarcástica, de Agustín Sánchez González, autor del libro 100 años de caricatura de El Universal, fue demoledora: primero hay que ver si hay país. Hoy los periódicos tienen el reto de reinventarse para sobrevivir en las nuevas plataformas y para estar donde están los lectores noveles. De igual forma, los medios deben mantenerse como fuentes confiables de información. Dentro del mar de datos que nos inunda todos los días por cualquier medio, los diarios deben mantenerse como faros que guíen, con ayuda de profesionales, la opinión pública. Este diario que tiene usted en sus manos tiene ese compromiso. De filón. ¿A dónde se fue la juventud revolucionaria? Después de leer la crónica que publicamos este día, podemos formular algunas teorías: desde hace años los jóvenes se alejaron del PRI porque el partido se olvidó de ellos. La pregunta ahora es: ¿Cómo le va a hacer el PRI para lograr que los jóvenes se acerquen otra vez a ese sempiterno partido? Es más: ¿Cómo le van a hacer los partidos para que los jóvenes se acerquen a ellos en medio del descrédito generalizado?

Comentarios