A un año de la explosión en Tlahuelilpan

La codicia y la necesidad son quizá las causas por las que aquel viernes cientos de personas acudieron al lugar y como si fuera un juego primero reían, llenaban garrafones y desafiaban a la autoridad. De los fallecidos 127 eran hombres, nueve menores de edad, mientras que 10 eran mujeres. El hecho de que la toma permaneciera prendida por más de cuatro horas provocó que decenas de cadáveres se calcinaran, ya que estaban expuestos a casi mil grados

Tlahuelilpan,explosión

LA CATÁSTROFE

Fue el 18 de enero de 2019 cuando estalló una toma clandestina de un ducto de Pemex en la localidad de San Primitivo, en los límites con Tlaxcoapan

La cercana instalación de la refinería de Tula, le trajo a Tlahuelilpan la desgracia más grande en su historia cuando aquel 18 de enero de 2019 estalló un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) en la localidad de San Primitivo, en los límites con Tlaxcoapan.

A un año de la tragedia, la codicia y la necesidad son quizá las causas por las que aquel viernes cientos de personas acudieron al lugar y como si fuera un juego, primero reían, llenaban garrafones y desafiaban a la autoridad.

En esa zona del estado, los habitantes de la región estaban familiarizados con la palabra huachicol, muchos lo vendían o adquirían, como una opción ante la falta de oportunidades en una entidad pobre, pero con miles de kilómetros de ductos que han dejado muerte, corrupción e inseguridad.

Datos del gobierno de Hidalgo indican que el número total de muertos fue de 137, en el sitio fallecieron 69 personas y días posteriores 68 en distintos hospitales, siete del estado y 14 en la Ciudad y Estado de México. Como en toda desgracia, hay cientos de historias alrededor narradas desde distintas ópticas: los que sobrevivieron, los que recibieron la noticia de que un familiar estuvo en el lugar o aquellos que han visto padecer a pueblos enlutados.

El lugar de la explosión, conocido como la “zona cero” está dentro de la localidad de San Primitivo, entre los límites de Tlahuelilpan con Tlaxcoapan. A un año, el edil del primer municipio Juan Pedro Cruz manifestó en varias ocasiones que la tragedia no ocurrió en esa demarcación, pero pretende obtener millonarios apoyos para detonar la economía del lugar.

Los 137 fallecidos y los 69 restos entregados representan la catástrofe más grande en la historia de Hidalgo, del gobierno de Andrés Manuel López Obrador y entre las más aterradoras del mundo, pues pocos pueden explicarse qué hacían tantas personas en el sitio solo para obtener un poco de combustible.

A la fecha, hay 194 niños, niñas y adolescentes en orfandad, de los que 175 son de padre, 16 de madre y tres de ambos, según datos del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) estatal.

Tlahuelilpan,explosión

La Fiscalía General de la República (FGR) mantiene una carpeta de investigación abierta, mientras que la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH) inició 74 carpetas por concepto de lesiones, lo que resulta de la muerte o la presunta desaparición de las personas encontradas sin vida en el lugar, antes de que fueran identificadas por pruebas periciales y posteriormente entregados a sus familiares. Se sabe que no hay un solo detenido como probable responsable de la muerte de esos pobladores.

Tras la explosión, diversas dependencias se dieron cita en el lugar para apoyar y sumarse a la emergencia de los fallecidos, 127 eran hombres, nueve menores de edad, mientras que 10 eran mujeres.

El hecho de que la toma permaneciera prendida por más de cuatro horas provocó que decenas de cadáveres se calcinaran, ya que estaban expuestos a casi mil grados, por lo que los peritos de la PGJEH pudieron entregar 69 restos humanos tres meses después, lo que aumentó la agonía de familiares que durante semanas no tuvieron una tumba en donde llorar.

La FGR no ha hecho pública la posible causa de la explosión, pero el director de protección civil de Tlahuelilpan Angel Barañanos, quien participó en las diligencias que en su momento hicieron peritos, reforzó la teoría de que fue la electricidad estática de la ropa lo que pudo provocar el estallido, aunado a la hora y a la baja de la temperatura.

Los bomberos del municipio arribaron al sitio minutos después de que ocurrió la explosión, pero Barañanos lamentó que pese a que estaban en el lugar cerca de 80 bomberos, 20 auto tanques de abastecimiento y 10 motobombas, personal a su cargo junto con traga fuegos de Tula lograron sofocar el incendio en 22 minutos, sin embargo, fue cuatro horas después de que iniciara porque autoridades del estado y federales no permitieron que realizarán labores antes, “me harté de ver cómo los cuerpos seguían quemándose, me brinqué las órdenes y nos metimos a apagarlo”.

Las personas que perdieron la vida esa tarde eran vecinos de Tlahuelilpan, Tlaxcoapan y Tezontepec, municipios afectados por el huachicol y los estragos que dejó cuando comenzó a combatirse desde el gobierno federal.

El siniestro es considerado la desgracia más grande en la historia de Hidalgo y en lo que va del gobierno de Andrés Manuel López Obrador

Tlahuelilpan,explosión

Pedro Porras Pérez, PRESIDENTE DE TEZONTEPEC

Hasta la fecha no tiene el número exacto de los ciudadanos afectados por ese acontecimiento, pero supone que son alrededor de 20 los que murieron, la mayoría vecinos de las colonias Lázaro Cárdenas y 5 de febrero, las cuales colindan con la colonia Cuauhtémoc en Tlahuelilpan, “de acuerdo al censo que levantó el gobierno federal con el estatal, hubo más de 20 fallecidos”.

Justificó que no es conocida bien la cifra porque los gobiernos no los dejaron inmiscuirse tanto, ya que acudió personal del Ejecutivo federal que ignoró a la demarcación, no cruzaron palabra. Fue un asunto que tomaron los dos órdenes de gobierno, el municipal aportó solo lo que le pidieron, como ubicar domicilios de los familiares, pero una vez que fueron identificadas las viviendas hicieron el tramite directo con los familiares.

En el tema de donación de combustible llevan cuatro meses sin que llegue a la demarcación, no lo han liberado por distintas circunstancias, el pretexto fue que hackearon su sistema y no han podido imprimir la factura para pago de flete de traslado de combustible, que es lo único que falta.

Tlahuelilpan,explosión

Este año insistirán para que Pemex dote de un carro de bomberos o ambulancia que significará un beneficio para la ciudadanía. Afirmó, que corren un gran riesgo los municipios y localidades donde pasan los ductos petroleros.

Finalmente, celebró que en Tezontepec no han tenido ninguna contingencia durante el tiempo que han estado los ductos, solo algunos derrames no tan graves, pero deben exigirle a Pemex que cumpla con el deber social que tiene ante la ciudadanía en donde impactan sus instalaciones.

Jovani León Cruz, ALCALDE DE TLAXCOAPAN

Un total de 53 personas que perdieron la vida el 18 de enero eran de Tlaxcoapan, confirmó el edil Jovani Cruz León. De hecho, la zona de la explosión pertenece más a ese municipio que a Tlahuelilpan, pero desde un inicio, el hecho le fue atribuido a la vecina demarcación.

En un diálogo con este medio, el alcalde catalogó el suceso como lamentable, el cual debe de unir a los habitantes del municipio. Afirmó que no tiene ni la menor duda de que las personas que perdieron la vida eran inocentes que tenían un trabajo, un empleo y una familia.

Asumió que es necesario que en la parte final de la autollamada refundación de su gobierno, sea recordada y le rindan un homenaje a los muertos.

Coincidió en que hay un antes y un después de la explosión, pero no solo en Tlaxcoapan, sino en todo México, por lo que deben empezar a tomar ese día como algo serio para los mexicanos.

Agregó que su ayuntamiento ha hecho aportaciones en especie para la construcción del memorial, “en política hay algo que luego olvidamos, el grado de sensibilidad, evidentemente las sensibilidad se justifica con el ejercicio de la ley para ampararse de lo que no conviene”.

En cuanto a la protección civil de la región presumió que en su demarcación es un área en la que se ha avanzado mucho; al inicio de la administración, tenían solo dos trabajadores, hoy hay 12, junto con más equipamiento, vehículos y personal, lo que muestra un avance con el que han evitado y atacado varios problemas.

Pese a ello, Tlaxcoapan no cuenta con camión de bomberos y al ser cuestionado del porqué, en tono sarcástico justificó que la explosión rebasaba hasta a los bomberos de Nueva York, “evidentemente es un tema que no tiene que ver con el municipio o que no esté preparado, debato el tema, Amsterdam o Nueva York no estarían preparados para una cuestión como esta contingencia”. Pero agregó que hay herramientas que los suplantan con las que según él, pueden atenderse problemas de índole de protección civil.

Tlahuelilpan,explosión

Juan Pedro Cruz Frías, PRESIDENTE DE TLAHUELILPAN

Para el alcalde de Tlahuelilpan tanto el gobierno del estado como el federal tienen varios pendientes con ese municipio: el primero es que a pesar de la tragedia apenas han invertido unos 3.

5 millones en apoyos, lo que no ha servido en mucho para favorecer a la mayoría de los habitantes a quienes después de la explosión se les estigmatizó con la palabra huachicoleros.

Según el edil tras la explosión, fueron atendidas de manera emergente todas las necesidades que en su momento adquirieron, como atención médica, gastos funerarios, apoyos monetarios que recibió cada una de las familias afectadas. Pero comentó que está pendiente el desarrollo económico para la mayoría de los habitantes del municipio.

Lamentó que a un año no habido un peso de parte del estado o federación para el fortalecimiento de la vocación de la demarcación. Las personas perdieron la vida por necesidad, “se ha apoyado a las familias, pero no a los más de 20 mil habitantes”.

Declaró que en el programa de crédito a la palabra fueron alrededor de 400 personas las beneficiadas, todos familiares, pero otorgaron prestamos de 6 mil pesos a 2 millones 400 mil. Después del siniestro el Ejecutivo federal solamente invirtió cerca de 3.

5 en los afectados, pero en el tema de la infraestructura para detonar el desarrollo económico no ha habido el apoyo, “no hemos sido favorecidos”.

Lo que sí agradeció fue que el gobierno federal los arropó con cada uno de los programas del bienestar para las familias que fueron afectadas, pero son esquemas nacionales y no exclusivos del municipio.

Finalmente, apuntó que después del siniestro se acabaron las tomas clandestinas e insistió en que la tragedia no ocurrió en su territorio.

Tlahuelilpan,explosión
Tlahuelilpan,explosión

Comentarios