Tulancingo.- El 50 por ciento de las tumbas del panteón municipal San Miguel, en Tulancingo, presenta abandono, por lo que el uso o destino de esos espacios será decidido al finalizar el censo que actualmente elaboran autoridades.

Jaime Lira, responsable de panteones en Tulancingo, indicó que algunos lotes están abandonados debido a su antigüedad, algunos con más de 100 años, y no han podido localizar a parientes de los difuntos que se hagan cargo del mantenimiento y uso del espacio.

En otros casos, a pesar de haber localizado a familiares y exhortarlos a cuidar el lote, la respuesta no ha sido positiva.

El panteón San Miguel cuenta con alrededor de 9 mil lotes, dato que será confirmado al finalizar el censo, así como el estado de cada espacio.

El funcionario municipal reconoció que el mantenimiento del camposanto es obligación de la autoridad local, “pero necesitamos el apoyo de los familiares para el mantenimiento de las tumbas y los monumentos, de tal manera que el lugar sea higiénico y se encuentre presentable”.

Los principales problemas son la falta de mantenimiento de tumbas, suciedad acumulada y hierbas alrededor de los lotes, lo que implica el deterioro acelerado de los espacios.

Ampliación

 Respecto a la posibilidad de extender el espacio del camposanto, el entrevistado puntualizó que ya no es posible, tanto por la optimización del servicio, como por el tamaño del terreno.

Hace aproximadamente cinco años, se anunció la venta de nichos en la parte posterior del panteón municipal, que sería la única alternativa para quienes desearan que los restos de sus familiares permanezcan en dicho espacio.

  • Una de las razones
    Jaime Lira, responsable de panteones en Tulancingo, indicó que algunos lotes están abandonados debido a su antigüedad, algunos con más de 100 años

Comentarios