Abarrotan pescaderías en víspera de Viernes Santo

314
Viernes Santo,pescaderías

Pachuca.- Es la víspera del Viernes Santo, en plena Semana Mayor y fieles a la tradición católica de no comer carne, varios hacen fila en las distintas pescaderías de Pachuca.

Para la mayoría de los fieles ahí formados, en estos días no se come carne. Para muchos, el ritual religioso es más una tradición que aprendieron de familia, pues confiesan que no asistirán a ningún ritual litúrgico el próximo fin de semana.

Así, los establecimientos que ofrecen pescados y mariscos registraron un repunte en ventas de hasta 80 por ciento con respecto a una jornada normal.

Las pescaderías ubicadas en las inmediaciones de la central de abasto de Pachuca y el mercado Primero de Mayo lucieron largas filas y afluencia constante de consumidores desde la tarde de ayer.

Desde las primeras horas del día, los clientes se formaron como hormigas; buscan, miran precios, manotean y piden la mercancía. No dudan en estirar los billetes para pagar en la caja.

Las compras rebasan los 200 pesos por cada consumidor y aunque el bolsillo de las familias ha sido golpeado por la crisis, nadie se queja cuando de cumplir con la tradición se trata.

Consumidores en espera de ser atendidos, al ser entrevistados por Libre por convicción Independiente de Hidalgo, descartaron que los precios del alimento sean excesivos.

Al interior de los establecimientos, el personal luce atareado y va de un lado a otro tratando de surtir pedidos; caminan entre las cajas de pescado; los uniformes lucen limpios, pero manchados de residuos de pescado.

Las especies con mayor demanda son la mojarra, pescado para caldo y filetes.

Los restaurantes con venta de platillos preparados a base de pescado también tendrán alta afluencia de comensales este fin de semana.

Por ello, desde que inició la Cuaresma, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) mantiene un operativo de vigilancia especial para evitar abusos en la venta de productos de temporada, por lo cual está abierta a atender las posibles denuncias.

Viernes Santo,pescaderías

  • Desde las primeras horas del día, los clientes se formaron como hormigas; buscan, miran precios, manotean y piden la mercancía. No dudan en estirar los billetes para pagar en la caja

Comentarios