El objetivo era que las áreas sociales comprendieran la importancia del cambio climático

Pachuca.- Con la finalidad de que las áreas sociales comprendan la importancia del cambio climático y cómo combatirlo, fue llevada a cabo la ponencia “Acción colectiva y educación ambiental: Claves para la defensa del patrimonio biocultural”, el cual estuvo a cargo de Helio García Campos, coordinador del centro de educación y capacitación para el desarrollo sustentable de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

La conferencia fue la sexta en el marco del primer Seminario de Investigación, Acción y Preservación Ambiental, organizado por el área académica de trabajo social del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades (ICSHu), de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAE).

En entrevista para Libre por convicción Independiente de Hidalgo, Helio García Campos expuso que a pesar de que los temas abordados son de cierto grado de complejidad, el alumnado respondió analíticamente.

“Traté de enlazar los elementos de la educación ambiental, la acción colectiva, el patrimonio biocultural; el público se mostró bastante interesado, hubo muchos aportes al debate, que de eso se trata, sobre la perspectiva que se tiene sobre estos temas.

“Me voy con una impresión buena; hay un alumno muy informado e interesado.”

Sobre la bioculturalidad, dijo que partir de las nociones de esta, es partir de la posibilidad de construir una nueva manera de visibilizar las relaciones que se tienen como sociedad dentro de la matriz, que es la naturaleza.

“Concretamente a mí me parece que esta noción es potente, considerando que ha sido construida principalmente a partir de los estudios acerca de las poblaciones indígenas de nuestro país, o de poblaciones indígenas de otros países; nos acerca a contemplar que es probable que vayamos conjuntando elementos para tomar como inspiración de esta visión que hay, sobre todo en las comunidades indígenas, de que sí es posible tener una relación diferente con la naturaleza y el planeta.”

Aseguró que no solo es cuestión de tener conocimientos sobre el medio en el que se está inserto, sino también cuestionar lo que se da por hecho en la sociedad moderna, como que los humanos y la naturaleza son dos conceptos distintos, por lo que el tema de bioculturalidad refleja la unidad entre la naturaleza y lo social.

La importancia que estudiantes de ciencias sociales tengan conocimiento sobre esos conceptos, radica en la falta de profesionales en esas disciplinas para resolver problemáticas como el cambio climático y tratar la preservación del patrimonio bicultural.

“Estos temas están presentes entre los ambientalistas, gente del campo de las ciencias ambientales, pero hace muchísima falta quienes se están formando en ciencias sociales, es un ámbito que me gusta porque creo que nos falta mucho sobre qué interactuar con la gente de las humanidades, ellos tienen seguramente una posibilidad de enfocar y dar respuestas de mucha pertinencia para la solución de problemas que enfrentamos.”

Subrayó que aunque los problemas sean ambientales, son sociales en su origen, ya que no son fallas de la naturaleza presentadas por sí mismas.

“En la interacción de la sociedad con la naturaleza, nos damos cuenta que son problemas que como sociedad tenemos en una, tal vez limitada comprensión de nuestras interacciones, creo que los profesionistas que parten desde lo social van a poder enarbolar de manera más potente algunas posibilidades de solución a lo ambiental, por eso les llamamos problemas socioambientales”, concluyó.

Comentarios