Pachuca.- La Secretaría de la Función Pública (SFP) no cuenta con denuncias contra el delegado de programas para el desarrollo en Hidalgo Abraham Mendoza Zenteno, sin embargo, él tiene que verificar que los recursos les lleguen a las personas, refirió Jesús Robles Maloof, titular de la unidad de operación regional y contraloría social.

En su reciente visita a Hidalgo, el funcionario de la SFP informó que registraron 40 alertas en el estado relacionadas con servidores públicos que cobran 20 por ciento de los apoyos a beneficiaros de programas federales en la Sierra, no obstante, descartó que entre los implicados esté el delegado.

“No tenemos denuncias directas en contra de él, en esta área (Sierra) fue muy sintomático porque en otras partes del estado no teníamos conocimiento de alertas”, refirió en entrevista.
Indicó que esos actos de corrupción en los que están involucrados servidores de la nación, o quienes entregan en efectivo las pensiones de adultos mayores y de personas con discapacidad, en comparación con el desvío millonario de recursos en anteriores administraciones, no son considerados graves por la ley, “pero son totalmente inaceptables”.

Robles Maloof comentó que tanto el delegado Abraham Mendoza como cualquier otro servidor del gobierno de la cuarta transformación no solo tienen que cumplir la ley, sino dar el ejemplo para que no se desvíen los recursos que son de las personas.

“Estamos seguros que él va a colaborar en eso como hasta el momento ha sido, no tenemos una denuncia en su contra, él tiene que hacer un esfuerzo por verificar que 100 por ciento de recursos les llegue a la gente”, refirió.

Comentarios