El regidor Navor Rojas enfatizó que urge su apertura

Pachuca.- Pese a no existir una fecha oficial para la apertura del nuevo rastro de Pachuca, es un hecho que el espacio abrirá sus puertas en enero, aseguró en entrevista con medios el regidor capitalino Navor Rojas Mancera.

Lo anterior, luego que ya fue firmado el contrato de comodato con Cárnicos de la Zona Metropolitana de Pachuca, empresa que será la encargada de administrar el sitio que, a más de tres años de la colocación de su primera piedra, finalmente iniciará operaciones.

Sin embargo, enfatizó que llegaron a un acuerdo con Grupo Prospectiva, encargado de la construcción del rastro, para no liberar la fianza que existe por 4.

9 millones de pesos hasta que las autoridades municipales estén convencidas con el funcionamiento del espacio.

“El rastro debe abrir porque urge, pero conforme vayan detectándose las fallas la empresa seguirá trabajando para resolverlas; porque en tanto nosotros no estemos plenamente convencidos de que el rastro está como debería, no se entregará la fianza.”

Subrayó que la urgencia en la apertura del espacio radica en que recientemente detectaron que en algunos tianguis y mercados de la capital y municipios aledaños se vende carne de animales que fallecieron por enfermedades o causas naturales, y no en sitios destinados para la matanza.

Dicha situación representa un problema de salud pública, por lo que es urgente que el nuevo rastro abra, ya que contará con médicos que certificarán que el animal llegue sin clembuterol y en buenas condiciones, así como que se sacrifique de manera correcta para que el producto esté en condiciones adecuadas.

Sobre dónde fueron detectadas dichas prácticas, puntualizó que en Mineral del Monte, Tizayuca, Zempoala y sitios cercanos a Tulancingo, donde incluso tablajeros de la región realizaron una investigación y notaron que, por ejemplo, un kilo de carne de res que regularmente cuesta más de 100 pesos se vende hasta en 70, pues proviene de animales muertos fuera de rastros o robados, ya que en la zona también existe abigeato.

  • Recientemente detectaron que en algunos tianguis y mercados de la capital y municipios aledaños se vende carne de animales que fallecieron por enfermedades o causas naturales, y no en sitios destinados para la matanza

Comentarios