En Hidalgo no está generándose empleo, lo que da cuenta de que no hay facilidades para hacer negocios, ambos aspectos son, para la directora de México ¿Cómo Vamos?, las causas de que la entidad se mantenga en el rezago

Pachuca.- Libre por convicción Independiente de Hidalgo entrevistó a Valeria Moy, directora de México ¿Cómo Vamos?.
El tema abordado: ¿cuál es la causa de que la entidad experimente años de rezago en diversos indicadores como crecimiento económico?; por ejemplo, en los últimos cinco años Hidalgo ha crecido a un ritmo de 2.9 por ciento promedio anual, por debajo de la meta de 4.5 por ciento de México ¿Cómo Vamos?.
A su vez, la entidad es una de las que registra la mayor tasa de informalidad laboral, es decir, registra un elevado porcentaje de población que no puede a hcceder a la canasta básica con el ingreso de su trabajo. La gravedad es tal que incluso ocupa el quinto lugar nacional.
Tal panorama, de acuerdo con Moy, se adjudica a la elevada tasa de informalidad que ostenta la entidad, así como a la escasa generación de empleos, hecho que revela también otra realidad: pocas facilidades para hacer negocios.
Moy también opinó sobre la viabilidad de la estrategia de acelerar la atracción de inversiones en el estado, implementada por el gobierno local, como vía para generar crecimiento económico.

¿Cómo va Hidalgo, porque los indicadores de la organización revelan que se ha mantenido en el rezago, y es común observar que las administraciones estatales le echen ganas, pero qué pasa finalmente que eso no se refleja en desarrollo y crecimiento?

“Aquí voy a hacer una afirmación que a lo mejor es mala, pero le está pasando a muchos estados del país, claramente no basta con echarle ganas y yo creo que la evidencia que tenemos es que le estamos echando ganas donde no deberíamos echarle ganas, porque no puede ser que no pase nada, porque pasa muy poco en realidad. En términos generales, en términos de crecimiento económico, Hidalgo registra promedio anual 2.9 por ciento entre 2012-2017, después tiene unos picos por ahí que los jalaron.
“Yo creo que un tema importante es en Hidalgo, que además es un estado pequeño, es que no está generando empleo formal, la gran planta del empleo se va a la informalidad, y el empleo informal es muy poco productivo.
“Si no se está creando el empleo formal que tú necesitas, pues entonces la ciudadanía se emplea en la informalidad, e Hidalgo tiene un problema bien serio ahí, porque 68.3 por ciento de su población ocupada, o sea de toda la gente que trabaja en el estado, está empleada en el sector informal, entonces eso tiene un impacto importante en el crecimiento por que el trabajo informal es menos productivo, no puede crecer porque te cacha hacienda, entonces normalmente se mantiene en escalas pequeñas, y por lo tanto es menos productivo por que no puede aprovecharse de economías de escalas, es decir, no puede aprovecharse de ventajas en mejores precios, en el mayoreo, mejores costos, quizás en créditos, capacitaciones.
“Además, la productividad, la hora trabajada por un hidalguense es a 95 pesos, es muy poquito, considerando que los estados de arriba de Hidalgo, el Bajío y el norte, están por arriba de 140-150 pesos, y que el promedio nacional es de 133 pesos.
“Entonces sí hay un tema ahí de que no han avanzado y como tú bien dices pues se le han echado ganas, pero al final del día no basta, no es solo trabajar. Es como si yo nado todo el día contracorriente, pude haber nadado un chorro, voy a acabar agotada, pero tal vez no avance ni un metro.”

¿Entonces a qué se han enfocado los esfuerzos, en algún tema inadecuado?

“Cuando vemos los datos de creación de empleo son muy reveladores porque te dan una pista de que si no se está creando empleo, quiere decir que es difícil hacer negocios en Hidalgo, esa es una pista muy clara.
“¡Ojo! Cuando decimos creación de empleo, no decimos que el gobierno cree empleos, el gobierno tiene que poner las condiciones para crear empleo porque si no al final del día el que los crea es el sector privado, y lo que tiene que hacer el gobierno es poner las reglas para que el sector privado pueda funcionar, esa es su chamba.
“Lo que tiene que hacer es poner todas las condiciones para los empresarios de todos tamaños, para que sea fácil propiciar un empleo. Poniendo en términos sencillos, se tienen que quitar del camino, para que el sector privado pueda hacer su chamba.”

En entrevistas, el secretario de Desarrollo Económico estatal Luis Romo Cruz planteó que el panorama de Hidalgo mejorará a partir de un acelerado ritmo de atracción de inversiones, el cual ya se refleja en esta administración, ¿es esta una dinámica adecuada para la generación de empleo?

“Sí, es una dinámica que por lo menos tiene sentido, falta ver qué suceda, porque en efecto al traer inversiones es justo lo que yo te decía, es la facilidad para hacer negocios, y en ese sentido se crean empleos, los estados, las ciudades crecen, en ese sentido lo que dijo el secretario es el camino correcto, me encantaría que suceda porque en esta administración, creo que va en una buena pista, pero pues va empezando y pues ojalá el ritmo de atracción de inversiones se mantenga, es fundamental.
“Hay mucho que hacer, porque Hidalgo está como en el Bajío, cerca de esa región que está creciendo mucho, entonces debería aprovechar la conectividad y posición geográfica que tiene para pegarse a las dinámicas de crecimiento que están teniendo sus vecinos.”

¿Qué está pasando que de pronto no se ve reflejada esta ventaja competitiva e Hidalgo sigue siendo un estado en el último lugar de la tabla?

“Aquí hay un tema importante, el crecimiento no se genera en dos patadas, para nada, entonces lo que hoy vemos que está pasando con Querétaro con Guanajuato, Aguascalientes o Nuevo León, es el resultado de muchos años, no es como que el año pasado decidieron invertir o crecer todas estas industrias automotrices, pues empezaron a ponerse hace 20 años, y ahorita, bueno ya hace unos años, es cuando empezamos a ver el resultado.
“Entonces ese es un tema que a veces parece descorazonado, sobre todo porque los procesos electorales son cortos y los gobiernos siembran, pero no necesariamente van a recoger los frutos.
“Las inversiones son fundamentales aunque a lo mejor en este día o este año no veas su resultado. Yo creo que ese es un tema, tienes que saber que es cuestión de tiempo, pero es el camino a seguir.
“Sin embargo, los gobernantes caen en la tentación de no hacerlo por que como los resultados los va a ver otro pues no les gusta, porque a lo mejor invierten en algo pero el resultado lo va a ver otro gobernante y eso es terrible, es decir, esa visión que tenemos en el país.”

¿La visión de corto plazo de los gobiernos afecta al crecimiento?

“Es terrible, porque de verdad hay estados que se los está llevando la fregada por esto, porque nos embarcamos en el ego personal y no nos fijamos en el estado, entonces la inversión es el camino que hay que hacer.
“El que estén pegados a Querétaro es una coincidencia geográfica, pero hay ejemplos que pueden servir de ahí, lo que está recuperando Querétaro es la inversión de mucho tiempo, no lo puedes hacer de un día para otro.
“Sí puedes ir generando empleo poco a poco, pero la dinámica de crecimiento se ve en el tiempo, no hay de otra y eso es bien importante, y yo creo que sí se puede hacer, tanto que hay estados que lo han hecho, no es como que estemos condenados a estar estancados, la verdad es que estamos estancados por las decisiones que tomamos.”

¿Y a dónde deben entonces enfocarse los esfuerzos de los estados como Hidalgo?

“Tenemos que analizar en qué es productivo Hidalgo y qué actividades podría hacer que son más productivas, y en muchas de esas ocasiones hay que sustituir actividades porque muchas veces ya no jalan, y eso de repente nos cuesta trabajo, por ejemplo, Aguascalientes hace 20 años era un estado realmente agrícola y tomó la decisión de hacer un estado industrial y cambió, es una decisión que tomas, y mientras no se tome pues vamos a seguir en otro siglo.
“Hay otros estados como Chiapas, Oaxaca y Guerrero que tienen otras broncas de pobreza extrema enorme, de desigualdad enorme, de violencia, narcotráfico, es decir, tienen problemas que resolver. Hidalgo no está ahí, pero sí tiene que tomar decisiones que traigan inversiones.”

¿Qué tipo de decisiones?

“Luego hay cosas que suenan muy absurdas, pero no sabes el impacto que tienen, por ejemplo y eso ha pasado en Querétaro, Puebla, Nuevo León, Aguascalientes, grandes empresas sobre todo transnacionales pero también nacionales, que se quieren ir a un estado en particular pero tiene ciertos requerimientos.
“Como ejemplo está el caso de Audi, que dijo: Yo me puedo ir a México, pero necesito que haya dos cosas, un colegio alemán cerca de planta porque si no dónde van a ir mis hijos; necesito que haya un buen gimnasio, o no voy.
“Y te das cuenta de cuánta razón tienen, necesitan también condiciones para dar una vida más agradable a las personas. Es decir, si me dicen te invito a trabajar a Apatzingán te vamos a pagar un dineral pero no hay escuelas, no hay caminos, ¿qué hago?, pues no me voy, entonces sé que suena como trivial y no lo es, y creo que sí se vuelve importante. Los japoneses, por ejemplo, no van a ningún lado si no hay un campo de golf cerca.”

¿Consideras adecuada la política del gobierno local para salir delante de sus bajos indicadores que, por ejemplo, cada trimestre refleja la iniciativa que diriges?

“La verdad es que no he tenido un acercamiento con el gobierno de Hidalgo, sería interesante que lo tuviéramos, creo que podemos iniciar un diálogo.”

Panorama: el rezago en cinco años

En los últimos
cinco años,

Hidalgo ha crecido a un ritmo de 2.9 por ciento promedio anual, por debajo de la meta de 4.5 de

MÉXICO

¿Cómo Vamos?

 

 

 

 

 

27 mil
de los 300 empleos
formales que deberían generarse en el estado cada año, meta obtenida con el promedio móvil de cinco años de la proporción de la población económicamente activa de cada estado en el total nacional, Hidalgo ha generado en promedio únicamente 61 por ciento. Lo anterior se ha traducido en una alta tasa de informalidad laboral

La productividad
de los trabajadores en el mismo lapso ha pasado de 97 a 95 pesos por hora trabajada, por debajo de la nacional de 135 pesos

Hidalgo es

el quinto estado del país con mayor pobreza laboral, como se le conoce al indicador que mide a la población en dicha situación

El porcentaje
de población que no puede adquirir la canasta alimentaria con el ingreso laboral de su hogar incrementó sustancialmente entre 2012 y 2017, al pasar de 47.9 a
51.9 por ciento

 

Comentarios