Actuar es el premio para Tom Hiddleston

261
tom

ENRIQUE NAVARRO / AGENCIA REFORMA
Ciudad de México

A Tom Hiddleston no le quita el sueño ganar
un Oscar.
Cuestionado en ese sentido, el actor británico, de 36 años, hace una pausa, reflexiona por 22 segundos y busca la forma correcta y respetuosa de decir que no le importa ese premio. Tampoco le hace perder el piso el Globo de Oro que ganó por The night manager, aquel que, literalmente y como dice en rueda de prensa, a veces olvida que ganó.
Lo que más le preocupa, refirió, es interpretar personajes que le hagan recordar al mundo por qué debe estar unido.
“No creo que sea sano pensar de esa forma (en ganar premios). Como artista, como actor, debes elegir las historias con base en los méritos de esas historias. Debes querer hacer películas para que se vean en el mundo.
“Si eres suficientemente afortunado para que la Academia reconozca tu trabajo, debe ser maravilloso, pero yo no voy a hacer de eso una meta”, comentó en un hotel de
la Ciudad de México.
Reconoció que su vida nunca ha salido como lo imaginó, desde el éxito que ha tenido con su interpretación de Loki en la saga de Los Vengadores y Thor, o interpretar al rastreador James Conrad en Kong: La isla calavera, pero valora cada papel que ha interpretado, ya sea en pequeñas cintas independientes o filmes mainstream.
“Me convertí en actor porque quería ser parte de la conversación. Yo era un hombre joven entre la audiencia y veía a los actores.
“Cuando vas al teatro o al cine llegas individualmente, pero sales en un grupo, porque la gente está conectada por lo mismo: reímos al mismo tiempo, lloramos al mismo tiempo. Esas experiencias me hicieron sentir menos solo y más conectado.”
Hay una chispa en sus ojos azules y profundos que destella al hablar de su trabajo. Y no se borra aun recordándole que su trabajo implica estar en boca de todos, como el año pasado, cuando tuvo un fugaz romance con la cantante Taylor Swift.
“Cuantas más películas hago, más interesada está la gente en mi vida privada. Trato de ignorarlo, porque si permites que esas observaciones distorsionen tu realidad, te vas
a desconectar”, apuntó.
Así se ve Hiddleston, con 44 películas y obras en su historial, pero tiene curiosidad por cómo lo perciben los demás.
“Gracias por sus preguntas”, dijo, “me ayudan a ver qué le interesa a la gente de mí. Ustedes, ¿cómo me ven?”.
La respuesta obvia sería elegante, caballeroso y sencillo, como demostró en la charla, pero va más allá.
“Lo más importante de hacer películas tan grandes es que son vistas por mucha gente alrededor del mundo.
“El poder de contar las historias es que tratan de representar la humanidad de forma que se relacione con la gente”, aseguró.

Si eres suficientemente afortunado para que la Academia reconozca tu trabajo, debe ser maravilloso, pero yo no voy a hacer de eso una meta”

Comentarios