Actuar vs subcontratación, inflexible y unilateral: Coparmex

271
inflexible coparmex

El organismo anticipó un mayor deterioro de la economía, aumento de informalidad e inhibición del empleo

Pachuca.- La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) expresó su molestia por la iniciativa que firmó ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) para regular la subcontratación, entre otras cosas, por considerar que violenta acuerdos internacionales al no tomar en cuenta las voces de organizaciones de empleadores y trabajadores.

Además, Gustavo de Hoyos Walter, líder nacional de ese organismo, acusó que el mandatario traicionó el compromiso de construir esa modificación legal a partir del consenso con el sector empresarial.

La agrupación también advirtió que la citada reforma es inflexible, unilateral y generará un deterioro mayor de la economía, aumento de la informalidad, así como la inhibición a la creación de nuevos empleos frente a un panorama complicado como la crisis financiera más severa y posiblemente de mayor duración del último siglo.

“Pensar en la prohibición total de la subcontratación laboral conocida como outsourcing será un freno adicional al crecimiento económico.”

La confederación recordó que la medida anunciada por AMLO tiene el propósito de prohibir dicho esquema y establecer reglas con el fin de que las personas físicas o morales contraten únicamente la prestación de servicios de carácter especializado o la ejecución de obras especializadas.

Sin embargo, abundó el organismo, con esa propuesta la federación no acató el convenio 144 de la OIT que promueve el tripartismo y diálogo social, mismo que asegura que las voces de las estructuras de empleadores y trabajadores sean escuchadas.

Es decir, de acuerdo con la disposición, el Ejecutivo federal está obligado por convenios internacionales a consultar y luego decidir.

Asimismo, según datos del Censo Económico 2019, la propuesta presidencial dejaría en la indefensión a 4.6 millones de personas ocupadas en el país bajo la modalidad, e incluso podría afectar la competitividad en el marco del T-MEC.

Lo anterior, reprochó la Coparmex, también tiene efectos fiscales adversos y resultará desproporcionado, ya que prohíbe la posibilidad de hacer deducibles del ISR y acreditar el IVA, catalogando tales actos como defraudación fiscal.

Además, la regulación propuesta para los llamados “servicios especializados o ejecución de obras especializadas”, es decir, para que también proceda la deducibilidad de sus pagos y el acreditamiento del IVA respectivo, resulta excesivamente burocrático y traslada obligaciones a los contribuyentes que corresponden originalmente al gobierno, como vigilar que terceros cumplan con sus obligaciones.

“El sector patronal está de acuerdo en que debe combatirse el uso irregular y abusivo de la figura del outsourcing para defraudar a los empleados, al fisco y a la seguridad social y que este sea utilizado como mecanismo para la competencia desleal”, expuso.

La Coparmex recalcó que está a favor de los esfuerzos para acabar con actividades fraudulentas, pero sin perder de vista que existe una muy importante actividad económica y de generación de empleo formal que se genera vía subcontratación e insistió en la necesidad de que esa modalidad sea regulada y no prohibida.

“Tras la crisis provocada por el Covid-19 y las condiciones en el mundo deberán de tender hacia la flexibilización. El sector patronal considera que la reforma debe tener como reto principal regular el outsourcing y no prohibirlo. Es decir, vigilar a las firmas que la utilizan y sancionar a las que simulan”, recalcó.

En ese contexto, el sindicato llamó a los legisladores y al gobierno a retomar el diálogo en torno al tema, así como a no estigmatizar una figura que, de acuerdo con su visión, genera bienestar para los mexicanos y sus familias.

Comentarios