• En punto de las 18 horas
    y ante la mirada de más de un centenar de espectadores y curiosos que se aglomeraron en torno al conjunto artístico, la procesión que dio inicio al festival arrancó del panteón municipal San Felipe, ubicado en Mineral del Monte
  • Se presentó un altar
    colosal simulando también una descomunal quinceañera convertida en calavera con un vestido que conformaba los distintos pisos que la tradición indica
  • Iniciadas las actividades
    en los distintos foros y espacios habilitados para presentar una treintena de proyectos, fruto del trabajo de las licenciaturas en artes visuales, danza, música y teatro

El festival de este año llevó por nombre “Xotla: ofrendando la inflorescencia”

Mineral del Monte.- El sábado, el festival Sanctoarte que el Instituto de Artes de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo realiza recibió, en la que fue su decimotercera edición conmemorando a los difuntos en su día, a más de 8 mil visitantes en la que fue su celebración con mayor afluencia.

En punto de las 18 horas y ante la mirada de más de un centenar de espectadores y curiosos que se aglomeraron en torno al conjunto artístico, la procesión que dio inicio al festival arrancó del panteón municipal San Felipe, ubicado en Mineral del Monte, emplazamiento del instituto. De ese modo, el séquito fue avanzando por las calles del municipio juntando a más seguidores que, tras observar los distintos números escénicos, se unían a la comitiva en su camino a las instalaciones del instituto de la Autónoma que este año conmemora además su 15 aniversario, motivo que fue el hilo conductor del festival.

Una vez que Idahlia, la protagonista del tema base del evento, que este año llevó por nombre “Xotla: ofrendando la inflorescencia”, llegó al Instituto de Artes, ingresó al mismo junto con toda la comitiva tras una pelea entre la muerte y el renacer, para que, entonces, siendo las 19 horas, se abrieran las puertas a todo el público congregado, el cual se fue adentrando en el que se convirtió en un mar de personas que fluyeron por los distintos espacios del festival a lo largo de toda la tarde y noche.

Iniciadas las actividades en los distintos foros y espacios habilitados para presentar una treintena de proyectos, fruto del trabajo de las licenciaturas en artes visuales, danza, música y teatro, la velada artística se extendió hasta casi la medianoche, momento en el que no faltaron las exposiciones, los conciertos, las muestras teatrales y los números dancísticos, los cuales se apoderaron de hasta el último rincón del instituto del alma mater hidalguense.

Además, se presentó un altar colosal simulando también una descomunal quinceañera convertida en calavera con un vestido que conformaba los distintos pisos que la tradición indica que debe llevar el altar en honor a los difuntos, y tampoco faltaron los tamales ni el tradicional pan de muerto, alimentos que se ofrecieron a todos los visitantes, quienes se mostraron complacidos por la florescencia artística, aunado todo ello a un bondadoso clima que acompañó la jornada.

Al término de las actividades, la directora del IA Erika Villanueva Concha se mostró contenta por el resultado obtenido en el presente Sanctoarte, el cual, dijo, “es una muestra de un gran trabajo colaborativo entre toda la comunidad del instituto, desde docentes hasta alumnos, pasando por directivos y administrativos”, trabajo que, como también compartió, desarrollaron durante los últimos meses para brindar un evento artístico-cultural de calidad que en los últimos años se ha consolidado como un festival de referencia tanto para la institución como para el municipio, la cabecera y la región.

Comentarios