Pachuca. – El diputado federal desaforado por Ixmiquilpan Cipriano Charrez Pedraza denunció a través de sus redes sociales presuntos actos de intimidación por parte de policías estatales, quienes habrían ingresado esta noche a la clínica donde permanece internado y amedrentaron a médicos, enfermeras y pacientes.

Aseguró que los agentes irrumpieron bajo el argumento de realizar una inspección para corroborar que se encontraba hospitalizado en el lugar, pero en el trayecto intimidaron a personas con más de 10 patrullas y cientos de policías.

“Tanta inseguridad y violencia en nuestro estado y en la región y no hacen nada, pero para amedrentar a una persona que lucha por la gente más humilde toda la fuerza policial, en palabras de los policías me dijeron ‘y bájale’”.

De dichos actos que calificó de represores acusó al gobernador del estado Omar Fayad Meneses, al secretario de Gobierno Simón Vargas Aguilar y al procurador de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH) Raúl Arroyo González, a quienes llamó a no provocar “al tigre porque yo no seré quien lo calme”.

Los hechos ocurren luego que esta mañana el legislador faltara a la audiencia inicial por el proceso judicial que se sigue en su contra por presunto homicidio culposo, bajo el argumento de haber contraído salmonela.

Más información en la edición impresa de mañana.

Comentarios