FRANCISCO MARTÍNEZ ROMERO / NOTIMEX
Ciudad de México.- A través de sus abogados, la exsecretaria de Estado Rosario Robles respondió al citatorio emitido por la Cámara de Diputados en el marco del juicio político en su contra y demandó el sobreseimiento de dicho procedimiento, debido a que contiene inconsistencias e irregularidades.

La defensa de la extitular de la Secretaría de Desarrollo Social dio a conocer que fue presentado en tiempo y forma ante la sección instructora de juicio político de la Cámara de Diputados la contestación al citatorio para comparecer ante dicha instancia legislativa; y que fue solicitada la suspensión del procedimiento por estar “plagado de inconsistencias, irregularidades y violaciones procesales”.

Los abogados Epigmenio Mendieta, Julio Hernández Barros y Javier Sánchez Rojas expresaron su rechazo “al escarnio y a la sistemática violación de derechos humanos de la cual está siendo víctima” la exservidora pública, quien se encuentra en prisión preventiva, acusada de ejercicio indebido del servicio público.

Los litigantes informaron que ante los diputados solicitaron el sobreseimiento del procedimiento de juicio político, “derivado de la notoria y manifiesta improcedencia”, debido a que, en principio, violan su derecho humano de presunción de inocencia, reconocido por la Constitución y diversos tratados internacionales suscritos y ratificados por México.

Advirtieron que en caso de que los diputados insistan en continuar con el juicio político, aún a sabiendas de que lesionan de manera irreparable los derechos humanos de Robles Berlanga, “también incurren en una responsabilidad tanto jurídica como política, la cual se hará valer en el momento procesal oportuno y ante las instancias nacionales e internacionales competentes”.

Ello, aunado a la responsabilidad patrimonial en la que pudiera incurrir el Estado mexicano, pues indicaron que con el juicio político iniciado, es violentado el derecho humano de certeza y seguridad jurídica por carecer de materia y de objeto, pues “resulta materialmente imposible la destitución de la enjuiciada”.

Sobre ese punto, enfatizaron que en este momento Robles Berlanga no desempeña ningún cargo público, además de que ya fue “injusta y arbitrariamente inhabilitada” por la Secretaría de la Función Pública.

Entre las irregularidades que expresaron, es que la comisión de puntos constitucionales nunca fue convocada a la instalación de la subcomisión de examen previo, “lo que implica una transgresión al segundo párrafo del artículo 10 de la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos tres, así como la fracción cuatro y 155 del reglamento de la Cámara de Diputados, “dando como resultado la nulidad de la respectiva sesión”.

Comentarios