Acusan a funcionario de armar alboroto en fraccionamiento pachuqueño

10905
fraccionamiento residencial Provenza Instituto Hidalguense de Educación para Adultos (IHEA) Victor Bautista Ramírez
ESPECIAL

Pachuca.- Vecinos del fraccionamiento residencial Provenza, ubicado en Pachuca, acusaron al director del Instituto Hidalguense de Educación para Adultos (IHEA), Victor Bautista Ramírez, de protagonizar un alboroto en dicho lugar, por lo que incluso solicitaron la presencia policiaca.

A través de una denuncia ciudadana realizada ante este diario, los colonos señalaron que cerca del mediodía se percataron que una persona saltó la barda de una vivienda, ingresó y forzó la puerta de entrada. Posteriormente, otro grupo de personas comenzó a sacar las pertenencias.

Abundaron que dichos sujetos portaban uniformes del IHEA y entre ellos se encontraba Bautista Ramírez. Sin embargo, la situación les resultó extraña, por lo que dieron aviso a los dueños de la casa, quienes más tarde arribaron.

Al llegar al sitio los propietarios, la situación se tornó tensa, por lo que debieron solicitar el apoyo de la policía municipal, pues aparentemente el funcionario alegaba llevar a cabo un desalojo, al señalar que la propiedad le pertenece.

“Tuvimos incluso que guardar a nuestros hijos porque empezó a hacerse un escándalo muy grande; llegaron los dueños de la casa y estas personas del instituto se pusieron en una actitud muy agresiva; aseveraban que ellos eran los dueños.”

Aunque dijeron desconocer la situación legal de la propiedad, condenaron que una persona que se encuentra al frente de una dependencia encargada de la educación realice tales actos; además que empleados del instituto sean utilizados para diligencias personales.

“Estamos muy preocupados porque se supone que son funcionarios, que están ahí para trabajar por la educación, y que se tomen esas libertades y ocupen a la gente del instituto para que, en lugar de trabajar, estén cumpliendo funciones personales”.

Por lo anterior, llamaron a las autoridades competentes a tomar cartas en el asunto, pues temen que un hecho similar vuelva a ocurrir o incluso se atente contra ellos, por ser quienes dieron aviso sobre las acciones e incluso tomaron fotografías.

No obstante, hasta el momento las autoridades de la Secretaría de Educación Pública del estado no han emitido un pronunciamiento al respecto; mientras que el municipio no ha proporcionado el reporte policiaco sobre lo ocurrido.

Más información en la edición impresa de mañana

Comentarios