Piden intervención del gobernador por diversas irregularidades. Representantes de tres empresas ubicadas en Tulancingo interpusieron una demanda para la cancelación del proceso

Tulancingo.- Por diversas irregularidades, textileros de Tulancingo interpusieron una demanda para la cancelación del proceso de licitación del Programa de uniformes escolares, ya que detectaron anomalías que les hacen sospechar de posible corrupción.

En su edición de ayer, Libre por convicción Independiente de Hidalgo publicó que debido a una demanda que busca el juicio de nulidad del acto administrativo, el Instituto Hidalguense de Educación (IHE) suspendió el acto de comunicación del fallo de licitación; sin embargo, son tres las demandas interpuestas por textileros de Tulancingo.

En entrevista, los representantes de tres empresas ubicadas en Tulancingo indicaron que aunque los recursos son federales, la convocatoria de licitación pública nacional IHE-SGAyF-N16-2019 para la adquisición de uniformes escolares no fue publicada en el Diario Oficial de la Federación ni en el portal Compranet, y solo fue publicada en el Periódico Oficial del Estado de Hidalgo.

María Celsa Ramírez Vargas, María Guadalupe Alanis Espinosa y Liliana Alanis Espinosa, dedicadas a la elaboración de uniformes, fueron quienes interpusieron la demanda contra el comité de adquisiciones, arrendamientos y servicios del servicio público estatal del IHE, por las anomalías detectadas, mismas que señalaron en la junta de aclaraciones del proceso de licitación.

Poco tiempo para cumplir con las bases

Guadalupe Alanis comentó que desde sus cuentas de correo de las empresas no pueden acceder al Periódico Oficial del Estado de Hidalgo, en cambio, si lo hacen desde otro correo, sí pueden acceder, situación que calificó como delicada, además de que un notario está dando fe de esa situación.

Los textileros recordaron que la convocatoria la publicaron el lunes 29 de abril, siendo la junta de aclaraciones el 3 de mayo, pero el día primero no hubo labores, por lo que no contaron con el tiempo suficiente para sacar muestras; análisis de las telas con las que se confeccionan, que tardan cinco días; botón grabado con Hidalgo; bolsa ecológica con el logotipo, ya que tardan de tres a cuatro semanas en la entrega.

No obstante, uno de los participantes cumplió con todos los requisitos pese a que era muy complicado reunirlos, “estoy casi segura que eso ya lo tienen fabricado, y sumado a comentarios de maquileros de que ya tenían una parte fabricada”, refirió.

Precisaron que quienes participan en el proceso de licitación invierten no menos de 30 mil pesos con análisis, telas, muestras, fianza y gastos extras, “no les vamos a hacer el juego gastando esa cantidad, sabiendo de antemano que ya está más que amarrado, por eso es que nuestra inconformidad se hizo y se planteó desde la junta de aclaraciones, por eso es que se paró el proceso para que subsanen todas las anomalías que hay en el proceso y que gobierno abra los ojos y vea que no se están haciendo bien las cosas. Ya basta de corrupción”.

Por ello, solicitaron la intervención del gobernador Omar Fayad, “estamos seguros que no lo sabe el señor gobernador, porque ya hubiera puesto un alto a todo esto. Pedimos de la manera más atenta que abran las licitaciones para que quiten la corrupción tan grande que hay; así de fácil, con abrirlas y permitirnos participar, apuesto que el estado se ahorraría 30 por ciento del costo de las licitaciones”.

corrupción,uniformes,textileros

Comentarios