Pachuca.- La pasada administración estatal aparentemente cedió un terreno de donación ubicado en el fraccionamiento Mineral del Oro a la misma empresa que construyó el desarrollo habitacional en Zempoala; por lo que ahora, vecinos del lugar y autoridades municipales exigen que les sea devuelto.

Un grupo de colonos del lugar, quienes se manifestaron ayer ante lo que calificaron como un intento de despojo, explicaron en entrevista para Libre por convicción Independiente de Hidalgo que la constructora Agrap entregó el área de 1.

5 hectáreas como donación, hecho que consta en el plano original del sitio y escrituras avaladas por notario.

En el terrero iniciaron acciones de limpieza y reforestación con la finalidad de darle un uso recreativo, pues la idea es convertirlo en un área verde que cuente con canchas y una pista para correr.

Sin embargo, en recientes fechas la constructora regresó tras señalar que adquirió el predio de nuevo con la finalidad de utilizarlo, acción a la que los vecinos se opusieron al referir que el lugar fue donado y por lo tanto no podía ser entregado o vendido.

Al respecto, el alcalde de Zempoala Héctor Meneses Arrieta, quien hizo presencia en el sitio para dialogar con los vecinos, explicó que el terreno fue concedido por la pasada administración estatal “en pago de algo a la empresa; sin embargo, lo hicieron de manera indebida”, pues “nosotros no hemos permitido nada de esa situación ni lo vamos a permitir”.

Asimismo, agregó que solo existen dos caminos para resolver el problema: la negociación o ir a juicio, pero la situación debe revertirse. Incluso, comentó que la empresa ha buscado obtener la cuenta predial del espacio, pero no se la han entregado ni lo harán hasta que la situación sea resuelta.

En entrevista, abundó que se trata de una cuestión legal entre la constructora y el municipio, pues el área es un lugar que se dejó en donación para el fraccionamiento, “pero que en su momento la dieron en pago de algunas cosas a la constructora y lo hicieron de una forma irregular”.

Pese a ello, aseguró que su gobierno ya trabaja para revertir la situación a través de mesas de negociación que llevan a cabo entre la empresa, el actual gobierno del estado y el municipio.

  • La constructora Agrap entregó el área de 1.5 hectáreas como donación, hecho que consta en el plano original del sitio y escrituras avaladas por notario

Comentarios