Pachuca.- Familiares de personas privadas de su libertad en el Centro de Reincersion Social (Cereso) de Pachuca acusaron que directivos del lugar les negaron la mañana de ayer, día de visita, el ingreso de productos alimenticios básicos.

En entrevista, los inconformes explicaron que la semana pasada aún permitieron las visitas en el reclusorio, acatando las medidas de sanitarias recomendadas por el sector salud. Sin embargo ayer les informaron que derivado de la contingencia por el coronavirus (Covid-19), ya no admitirán los ingresos hasta nuevo aviso.

La medida fue asimilada por los familiares; no obstante, su inconformidad es porque únicamente les dejaron ingresar alimentos preparados y les negaron el acceso de productos como jitomate, huevo, limón, entre otros.

Lo anterior, consideraron, para que los internos se vean obligados a comprar los alimentos al interior del centro, donde los precios son excesivos, pues un kilo de jitomate ronda los 50 pesos, mientras que una pieza de huevo hasta cinco pesos.

Por lo anterior, solicitaron la intervención de las autoridades competentes o, en su caso, de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo (CDHEH), pues les preocupa que sus familiares no tengan qué comer o con qué ganarse la vida, toda vez que algunos también les ingresan artículos para vender.

A las afueras del Cereso de Pachuca, fue colocada una lona en la cual es informado que, derivado de la pandemia mundial por coronavirus, y luego de la declaratoria de emergencia sanitaria en el país, “a partir del 30 de marzo queda suspendida la visita familiar e íntima en todos los centros penitenciarios del estado, centro de internamiento para adolescentes y cárceles distritales”.

Cabe recordar que durante la semana el gobierno del estado emitió un acuerdo por el que estableció las medidas sanitarias a seguir, para la prevención y control de la enfermedad, al interior de centros penitenciarios ubicados en Hidalgo.

El documento explica que deben garantizarse los derechos fundamentales de la salud y de la vida de toda la población que se encuentra privada de la libertad, del personal penitenciario y en general de todas las personas que por algún motivo tengan la necesidad de acudir a los mismos.

Comentarios