Pachuca

La Asociación de Hoteles y Moteles de Hidalgo calificó como abusivas y sin criterio las verificaciones que personal de la delegación de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) Hidalgo realiza en la entidad.
Lo anterior, luego que por usar las palabras en inglés check in y check out en su tarifario, la dependencia colocó sellos de suspensión en el hotel Independencia bajo el argumento de que su “uso atenta contra la vida, la salud y la economía de las personas”; lo anterior, pese a que son modismos conocidos mundialmente en la hotelería para establecer el horario de entrada y salida de un establecimiento del sector.
Así lo externó en conferencia de prensa la gerente del establecimiento y presidenta de la organización María del Ángel Sánchez, quien manifestó que el verificador colocó dos sellos de suspensión en el lugar por presuntamente violar el artículo 95 de la Ley Federal de Protección al Consumidor, que reza la citada leyenda.
La dirigente indicó que Gonzalo Lozada Arce, verificador adscrito a Profeco, acudió al establecimiento la tarde del jueves para realizar una inspección derivada de una queja impuesta ante la dependencia por un consumidor al que le fue cancelada una reservación.
No obstante, la gerencia del lugar acreditó que no incurrió en ninguna falta al acreditar debidamente el proceso de cancelación de reservaciones.
Sin embargo, narró, el verificador siguió el procedimiento, aparentemente con dolo, con el fin de buscar un motivo para sancionar al hotel.

“Empezó a buscar y dice que estamos incurriendo en una falta, ya que en la pizarra donde están las tarifas en vez de decir entrada y salida, dice check in y check out, un modismo usado y conocido mundialmente en la hotelería para indicar a qué hora es la entrada y la salida, por lo cual colocó dos sellos bajo el argumento de que atentamos contra la vida, la salud y la economía de las personas”, subrayó.
“Ayer tuvimos una verificación de Profeco, que yo considero exagerada, por ello quiero alertar a los hoteles, somos presa de los verificadores”, expuso.
En ese contexto, llamó a la dependencia a explicar, con un manual de procedimientos, cuáles son las reglamentaciones que los centros de alojamiento deben cumplir, “porque estamos a su merced”.

Lo anterior, dijo, debido a que los inspectores interpretan la ley como quieren, mientras que los prestadores de servicios no pueden hacer otra cosa más que firmar.
A su vez, Sánchez Lozano cuestionó la actitud del verificador, quien pese a las labores que debe atender la gerencia del hotel, indicó que podía tardarse hasta seis horas en el procedimiento y colocar hasta 10 sellos en el lugar, si quería; esto ante los cuestionamientos sobre por qué colocaría dos etiquetas si solo se trataba de una falta.
Por su parte, Alejandra Solares, gerente de operaciones del hotel Emily y Ciros, también señaló la falta de criterio en los procedimientos realizados por la dependencia.
A su vez, hizo notar que las dependencias deberían apoyar a los establecimientos a mejorar.
La asociación también llamó a la delegación de Profeco, que encabeza José Alberto Chávez, a enviar personal profesional, capacitado y honesto a las inspecciones.

Detalles

  • Por usar las palabras
    en inglés check in y check out en su tarifario, la dependencia colocó sellos de suspensión en el hotel Independencia bajo el argumento de que su uso “atenta contra la vida, la salud y la economía de las personas”; lo anterior, pese a que son modismos conocidos mundialmente en la hotelería para establecer el horario de entrada y salida de un establecimiento del sector, indicó la gerente del establecimiento
Rating: 3.5. From 2 votes.
Please wait...

Comentarios