sismo

ZEDRYK RAZIEL / AGENCIA REFORMA
Ciudad de México.- Además de que se contabilizaron menos viviendas de las que en realidad fueron dañadas por los sismos de 2017, no fueron utilizados los recursos otorgados para la reconstrucción, informó ayer Román Meyer, titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

Indicó que el nuevo levantamiento ha revelado que numerosos afectados no utilizaron los apoyos económicos que se les entregaron a través de una tarjeta.

“Si bien la administración pasada nos dejó alrededor de 180 mil viviendas que fueron afectadas y a su vez se les dio un apoyo, encontramos hoy en día que gran parte de estos apoyos, que ha sido una de nuestras grandes críticas, no (se aplicaron bien), y creemos que ahí es donde recayó uno de los grandes problemas en el proceso de reconstrucción”, dijo.

El funcionario afirmó que la actual administración dará seguimiento técnico a los afectados para supervisar que los recursos se apliquen a la reconstrucción, y criticó que el gobierno anterior dejó a su suerte a los beneficiarios y no vigiló el uso correcto de los apoyos.

“En la administración pasada se daban las tarjetas, un monto, y a ver qué pasa; aquí, la responsabilidad es que damos los apoyos, los damos de forma personalizada, pero con un seguimiento técnico; lo que diferencia la actual administración de la anterior en relación a la reconstrucción, es que aquí sí hay un tema de seguimiento técnico puntual”, detalló.

El total de viviendas dañadas por los sismos de 2017, indicó, son más de 200 mil, y no las 180 mil que registró la administración pasada, de acuerdo con cifras que comunicó a la Sedatu David Cervantes, encargado del Programa nacional de reconstrucción.

Meyer indicó que la dependencia a su cargo se apoya en el Censo del Bienestar para elaborar un nuevo registro de los daños, y anunció que el Programa nacional de reconstrucción contará con una inversión de 20 mil 450 millones de pesos.

Comentarios