Se define como apasionado de la autonomía de la máxima casa de estudios de la entidad

Pachuca.- Adalberto Chávez Bustos, ligado 26 años a la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), se define como apasionado de la autonomía de la máxima casa de estudios de la entidad, con sustento constitucional para vigilarse a sí misma, y al evaluar a la institución, destaca insoslayables avances, subrayando la profesionalización del magisterio.

También cita que el universitario es un zoon politikón, que lo lleva a buscar oportunidades fuera del campus universitario. No precisa espacios políticos o nombres de partidos, puntualizando: “Eso es de cada uno; decisión personal”.

Asomándose a los 76 años, que cumplirá el próximo 10 de diciembre, menciona que nació en Xochiatipan (flor sobre el agua), que es balcón de la Huasteca. Y externa: “Soy paisano de Nicandro Castillo, el mejor folclorista de México.

“En la familia fuimos cuatro hermanos y tres hermanas. Yo tenía tres meses de nacido cuando nos trasladamos a Tulancingo y años después, pocos, a Pachuca, en donde he estado toda mi vida.”

En Tulancingo cursó hasta el tercer año de primaria, y ya en la Bella Airosa desde el cuarto hasta el sexto en el Centro Escolar Hidalgo.

Desde niño, hiperactivo

Posteriormente, estudió la secundaria y normal, y, simultáneamente, bachillerato en el Instituto Científico y Literario Autónomo (ICLA).

Recuerda que su mamá siempre decía que él era hiperactivo y asiente: “Tenía razón”.

Su padrino era gran amigo de su padre, de hecho, apadrinó a todos los hermanos. Don Julio Ize trabajaba en la Secretaría de Educación Pública (SEP) en la Ciudad de México, y por él empezó a laborar como docente en la primaria Centro Escolar Estado de Guerrero, en lo que todavía era el Distrito Federal (DF).

“Me tocó el segundo año, viajaba de lunes a viernes. Y por esos días me casé. Era muy joven y mi esposa estaba en Pachuca. Felizmente, por una permuta me regresé; añoraba el hogar.”

Trabajó entonces en la escuela nocturna Justo Sierra.

Ingresó a la Escuela de Derecho y al preguntarle sobre su desempeño mira de hito en hito al reportero y sin asomo de petulancia responde: “Bien, creo que bien. Me esforcé. Además, era una carrera que siempre me atrajo”.

No olvida su tesis: Antecedentes histórico-jurídicos de la universidad. Y diserta: “En 1869 se funda el Instituto Literario y la Escuela de Artes y Oficios. Surgen por Ley de Reforma bajo auspicios de Benito Juárez. Semejantes hubo en San Luis Potosí, Toluca y Oaxaca; hermanados”.

Fundador de la FEUH

Terminó su carrera y al año se recibió como abogado. Pero ya se había creado la Federación de Estudiantes Universitarios de Hidalgo (FEUH); Chávez Bustos fue el principal auspiciador.
Lo relata como algo más sobre su vinculación con la UAEH. “Fue a fines de 1966; el gobernador era don Carlos Ramírez Guerrero, Juventino Pérez Peñafiel el rector. ¿Y por qué la FEUH? Fue sencillamente la aspiración de los estudiantes de unificarnos y nuestra máxima era la superación académica.

Adalberto Chávez Bustos,UAEH

“Contendimos por la presidencia el doctor Juan Cuéllar y yo; me favorecieron los votos. Dos años como dirigente. Éramos alrededor de 5 mil alumnos.

“Se llevó a cabo el primer Congreso Universitario. Funcionaban dos preparatorias: la uno, en Pachuca, y la dos, en Tulancingo. ¿Carreras?…”

Se lleva la mano al mentón para atraer la añoranza. Viste cómodo: chaleco azul, camisa de cuadros y pantalón azul.

“¿Carreras?… derecho, ingeniería, medicina, enfermería, trabajo social y comercio; todas escuelas.”

Hernán, otro inquieto

En la normal también fue presidente de la sociedad de alumnos.

Acota: “Fue cuando conocí a Hernán Mercado; inquieto, nunca en un solo lugar. Y a Jaime Flores Zúñiga, entonces muy parecido a Enrique Guzmán. La verdad no sé si cantaba; supondría que no. Estoy jubilado por la normal, en la que estuve 32 años. Cuando me encuentro a exalumnos advierto afecto. Fui exigente, mas no tirano.”

Ingresó a trabajar en la UAEH: funcionario y catedrático. “Primero secretario particular del rector Pérez Peñafiel, después subdirector y director de servicios escolares, director de la Escuela de Derecho, abogado general de la universidad y miembro del Honorable Consejo Universitario.

“En la docencia: Preparatoria uno y en el ICSo (Instituto de Ciencias Sociales) con asignatura nueva: metodología jurídica y en el noveno semestre filosofía del derecho.”

Piña Pérez, inolvidable

Chávez Bustos llama a Isaac Piña Pérez “el mejor maestro y jurista” que ha conocido.

“Nació el 4 de noviembre de 1922 en Atotonilco el Grande. No olvido su deceso, el 29 de abril de 1969, al caerse en el centro de Pachuca el helicóptero en que viajaba. También perecieron el mayor Carlos Castelán Canales, director de Seguridad Pública estatal, y el piloto. Sobrevivió el MP federal Antonio García Torres.

“En la producción editorial de la UAEH se incluye el libro Isaac Piña Pérez: Su historia… La vida de Pachuca en el siglo XVI, su poesía”.

Su hija Lucía Piña Hernández, a la que Chávez Bustos califica como muy talentosa, es ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Y dice: “A su muerte, el maestro contaba con 46 años. Fue juez y magistrado del Tribunal Superior de Justicia y oficial mayor en el gobierno de Carlos Ramírez Guerrero, así como procurador y diputado local por Atotonilco el Grande. Como orador, también de excepción.

“En su tiempo fue candidato natural a rector; se identificaba mucho con Jesús Ángeles Contreras.”

Ciclo en la UAEH

El último cargo de Adalberto Chávez en la UAEH fue el de director de la Escuela de Derecho.
“Me separé porque fui candidato a diputado local por Huejutla; los sufragios me dieron el triunfo.”

Y con firmeza, pero sin perder su bonhomía, apunta: “Volví a ser diputado y también por Huejutla. Soy priista desde siempre. En ese carácter, don Jorge Rojo Lugo me comisionó como subsecretario en reforma agraria”.

Expresa juicio personal sobre Rojo Lugo: “Nunca escuché que se expresara mal de nadie”.

Aquí, Chávez Bustos establece un pequeño receso y comenta que alguien también muy cercano a él fue Jesús Murillo Karam.

“Y coincido con él en la llamada ‘verdad histórica’ por lo sucedido en Ayotzinapa.”

En la gestión de Murillo como gobernador de Hidalgo, Adalberto Chávez Bustos fue delegado federal de Liconsa.

Y renueva igualmente su amistad con Flores Zúñiga, quien fuera presidente del Tribunal Superior de Justicia.

“Es lo agradable al trasladarse al pasado y conocer que se fincaron lazos afectivos con muchos; sirve para enfrentar algunas tardes lluviosas, como las últimas, y rodearse de un espíritu profundo de satisfacción.”

Con el gobernador Guillermo Rossell no desempeñó ningún encargo.

Estuvo en la banca

“Como se dice: en la banca, aunque me fui de visitador al tribunal con Jaime (Flores Zúñiga).

Continuaba dando clases en la normal y todo muy a gusto.”

Y el nuevo mandatario estatal fue Adolfo Lugo Verduzco, quien estuviera más de cuatro años al frente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) nacional y que, además, conoce, y a fondo, de futbol y de toros.

“Y me lancé otra vez por la diputación de Huejutla. Gané, pero solo fungí un día como representante popular. No fui el único, Nicolás Licona resultó electo diputado por Pachuca y duró, como yo, un día.

“A mí, Lugo Verduzco me designó oficial mayor de gobierno y a Nico titular en Salud.”

Alcalde de Pachuca

Posteriormente, dio un sólido paso en su carrera al ser postulado para alcalde de Pachuca y ser el primero en la elección.

Toca uno de sus logros: “Con apoyo federal, a través de Solidaridad, pavimentamos, actualizamos alumbrado público y mejoramos drenaje, todo en 68 colonias pachuqueñas. En dos ocasiones vino Carlos Salinas de Gortari y arrancó la tecnocracia. Él tuvo su talón de Aquiles: su hermano Raúl”.

Y no se soslaya de que algunas veces, pocas, aclara, al estar en el ayuntamiento “llegó a subirse en el tabique”.

“Mi papá, muy a tiempo, me cuestionó ‘¿quién soy?’ Y le respondí ‘mi padre’, y ripostó ‘y tú, ¿quién eres?, y cité ‘tu hijo’. Y acometió: ‘A ver, cabroncito, con que me dicen que andas muy sacado de onda; a ver si te me compones’. Y me compuse, el tabique lo mandé al desván.”
Y de su función de munícipe recalca: “Las cuentas fueron claras, nada de qué preocuparse; ajustados al presupuesto y nada de dispendios”.

Murillo Karam pidió licencia para sumarse a la Secretaría de Gobernación; su relevo, seis meses, fue Humberto Lugo Gil.

“Con don Humberto colaboré en calidad de secretario de despacho. Era directo en sus instrucciones, a la par que amable. Manuel Ángel Núñez fue el nuevo mandatario estatal y Lugo Gil, ya ubicado como oficial mayor de la Secretaría del Trabajo, y me invita para presidir, en Hidalgo, la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje. Ya lo he expresado: trabajo en el que mejor me he sentido y fue el corolario de lo mío”.

Análisis del primero de julio de 2018

Como priista emite un diagnóstico de lo ocurrido en las elecciones del primero de julio pasado, en donde el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), literalmente, fue un tsunami, arrollador, imparable.

“Fue rechazo absoluto en todo el país a todo lo que no fuera Andrés Manuel López Obrador y su partido. Nuestro sistema había fallado, pero si me pregunta si el Revolucionario Institucional puede recuperarse, expresaría que sí, sin saber a qué tiempo, pero sí, necesariamente, con un cambio radical.”

El sábado 17 de marzo de 2018, Adalberto Chávez Bustos recibió un reconocimiento de la UAEH en el marco de la Tradicional Comida del Recuerdo en su edición 32, que encabezó el rector, el maestro Adolfo Pontigo Loyola.

Al hacer uso de la palabra, el homenajeado citó: “La universidad de hoy ni por mucho es la universidad de ayer. La misma garza, diferentes personas, diferente piel y diferentes ojos, pero el mismo corazón y la misma y aguerrida inquietud e impulso de exigir que se respete a las instituciones”.

Apasionado de la autonomía

Y retoma ese mismo sentir al declarar, casi siete meses después: “Soy apasionado de la autonomía que como tal significa, entre otras cosas, personalidad jurídica propia, con gobierno y patrimonio propios.

“Son dadas las circunstancias constitucionales para vigilarse a sí misma; no se necesita de un auditor, pero sí debe, por ser dinero público, transparentar el uso de sus recursos, que sí se ha cumplido.

“Nuestra universidad, incuestionable, ha progresado. Y enumero: alto nivel académico, reconocida internacional y nacionalmente por la profesionalización de su magisterio; más de 5 mil maestros y 55 mil alumnos.

“Sus escuelas, en excelente estado; campos de investigación activos, en todas las áreas; fomento a las actividades culturales, en un día tras día.

“Y me permito poner un ejemplo, que podrían ser muchos, en la carrera de ciencias de la tierra.”

Adalberto Chávez Bustos,UAEH

El crecer por fuera

Bebe a pausas de su taza de café y llega a consumir un trocito del llamado pan de muerto, un pedacito solamente.

Y continúa: “El universitario es un zoon politikón, creador, en su pluralidad, de sociedades. Y como están inmersos en ellas, los mejores elementos pueden y deben buscar oportunidades fuera del campus universitario. Y tome en cuenta: no hablo de partidos.

“Y hay sólidas y ejemplares constancias de esto. Me vienen a la mente nombres de la época contemporánea de la institución: Jesús Murillo Karam, gobernador; Miguel Osorio Chong, gobernador; Francisco Olvera Ruiz, gobernador; Gerardo Sosa Castelán, diputado federal, dirigente estatal de partido, dirigente estudiantil y sindical; Aurelio Marín Huazo, Jaime Flores Zúñiga, Heriberto Pfeiffer. Emergidos de la UAEH y después, con el mejor decididor: el pueblo”.

Es lo agradable al trasladarse al pasado y conocer que se fincaron lazos afectivos con muchos; sirve para enfrentar algunas tardes lluviosas, como las últimas, y rodearse de un espíritu profundo de satisfacción

Comentarios