Es una necesidad excesiva e incontrolable de laborar de manera desmesurada, además de presentar un comportamiento de permanecer siempre ocupado

KIRELY MACEDO / IMSS HIDALGO

Pachuca.- Una adicción es cuando se genera un hábito de conductas peligrosas o de consumo de determinados productos, en especial las drogas, y del que no se puede prescindir o resulta muy difícil hacerlo por razones de dependencia psicológica o incluso fisiológica, sin embargo, últimamente se ha generado una problemática un tanto desconocida, pero que tal vez muchas personas padecen, es decir, la adicción al trabajo.

También conocida como workaholics, es una necesidad excesiva e incontrolable de trabajar de manera desmesurada, además de presentar un comportamiento de permanecer siempre ocupado o mucho tiempo en el lugar de trabajo; dicho padecimiento puede interferir en la salud física y emocional, así como en las relaciones sociales, de quien lo padece, por lo que incluso ya es considerado una adicción.

Las personas que padecen esa enfermedad suelen trabajar fuera de las horas estipuladas para la empresa, mismas que no todas son productivas, explicó al respecto Héctor Joel Rojas Ciprés, psicólogo adscrito al centro de capacitación y calidad del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Hidalgo.

Existen diversas formas de detectar ese padecimiento como laborar más de 45 horas a la semana, e incluso aun estando enfermo, además de llevarse pendientes a casa y continuar con ellos hasta altas horas de la noche, nunca rechazar nuevos proyectos, clientes o responsabilidades, y la más importante, cuando la persona no sabe decir no.

Así como necesitar reconocimiento laboral y regularmente sobreponga la “oficina” a su familia o amigos.

Entre sus complicaciones destacan diversas enfermedades físicas que van desde dolores de cabeza, musculares, dermatitis, gastritis, así como un continuo estrés, refirió el psicólogo Héctor Joel Rojas Ciprés.

Por lo que será importante poner límites laborales, no dejar que el trabajo “consuma”, aprender a decir no, así como entender que la actividad laboral tal vez nunca acabe pero que la salud es uno de los factores en riesgo más importantes y que debe cuidarse.

Asimismo, la persona con workaholics deberá tener vacaciones periódicamente y sobre todo hacer entender a los jefes que respeten el tiempo, las necesidades sociales y de salud de su fuerza laboral, ya que un trabajador cansado o enfermo es menos productivo que uno sano y feliz.

Causas

Ambición por el dinero

Obsesión por el poder

Incapacidad para confiar en compañeros

No saber delegar tareas

Falta de organización que satura la acumulación de actividades

Problemas familiares que hacen que realices más tareas para posponer la llegada a casa

Salario mal pagado y la necesidad de tener diversos empleos

1 Ante esa problemática, será importante poner límites y no dejar que el trabajo “consuma”, eso para evitar riesgos en la salud a futuro

2 Las personas que padecen esa enfermedad suelen estar en la oficina fuera de las horas estipuladas, pese a que no todas son productivas

Comentarios