Advierte CMIC posible recesión del sector construcción

385
sector construcción

La reparación dependerá de que las autoridades liberen pronto presupuesto para obra

Pachuca.- El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) Luis Miguel Escudero Hernández advirtió una posible recesión en el sector de la construcción derivado de diversos factores que lo aquejan, como la crisis sanitaria provocada por el Covid-19, la inestabilidad económica a nivel global, la volatilidad en los precios del petróleo, el tipo de cambio, las tasas de interés, así como los latentes recortes al gasto público.

Al participar en el webinar El impacto del Covid-19 en la construcción y vivienda, organizado por el Consejo Coordinador Empresarial de Hidalgo (CCEH), el líder empresarial explicó que esta industria experimenta una tendencia a la baja pues pese a que fue considerada un sector esencial el gasto público, del que dependen 80 por ciento de las constructoras, no se ha liberado de manera significativa de tal forma que no tienen trabajo.

Expuso debido a que las autoridades han priorizado la inversión en salud. Prueba de ello es que de los 2 mil 585.41 millones de pesos de prepuesto para obra pública que la federación destinó a Hidalgo, al corte del mes de mayo, apenas ha sido ejercido 13.11 por ciento.

En este escenario, comentó, un rezago que ha golpeado a todas las empresas del sector, “al no tener la posibilidad de conseguir una obra, una licitación”.

“Si la pandemia durara más, tendríamos una recesión, lo cual nos podría plantear dos escenarios, que saliéramos rápido una vez que los semáforos (epidemiológicos) vayan cambiando o bien, que se extienda en caso de que el gobierno no libere los recursos”, indicó.

En ese contexto, manifestó que la crisis en ese gremio ha pegado fuerte en la generación de empleos; a nivel nacional comentó que se perdieron 900 mil plazas, de las cuales 250 mil correspondieron a la entidad, tan solo de enero a mayo. Ello de acuerdo con estimaciones de la CMIC.

En el país, 3 mil constructoras cerraron sus puertas ante el referido panorama. A nivel local, abundó Escudero Hernández, ninguna empresa del ramo ha desaparecido.

De acuerdo con el titular de la cámara, para el área, el segundo semestre del año el reto será contener el panorama recesivo, “esperamos que sea una recisión muy corta, donde podamos invertir, generar mayores niveles de confianza y lograr fuentes de financiamiento externas”.

Dependerá de las ganas que tengan las autoridades de ayudar al área, “si los gobiernos ayudan al sector, la recuperación se concretaría en unos tres meses, porque además la cadena productiva de la construcción activaría a otros sectores; pero si no se libera el gasto público no tendríamos para cuándo”.

En ese contexto anticipó que la caída calculada para este año en 7 por ciento, podría aminorarse para quedar entre un 3 y 4 por ciento.

La crisis en ese gremio ha pegado fuerte en la generación de empleos; a nivel nacional se perdieron 900 mil plazas, de las cuales 250 mil correspondieron a la entidad, tan solo de enero a mayo

Comentarios