Advierten investigadores sobre niños armados en escuelas

2057
niños armados ,investigadores

Pachuca.- En 1999 en la secundaria de Columbine, Colorado, Estados Unidos (EU), fue perpetrado un tiroteo escolar que dejó 13 muertos y 24 heridos (21 de ellos por arma de fuego), mientras que todo el país quedó conmocionado.

Los responsables de la masacre fueron los estudiantes de preparatoria Dylan Klebold y Eric Harris; las noticias de esos años afirmaban que los alumnos habían preparado con sumo detalle el ataque en el que al final ambos se quitaron la vida.

La matanza provocó un debate sobre las leyes de control de armamento, las subculturas y el acoso o bullying en ese país.

Los tiroteos escolares se volvieron una constante, sin embargo, los peores actos de ese tipo sucedieron en 2007, durante la matanza de Virginia Tech, donde Seung-Hui, estudiante surcoreano, disparó contra universitarios en el campus. El saldo fue de 32 personas muertas y 29 heridos.

Luego en 2015, en la primaria Sandy Hook, Adam Peter Lanza de 20 años mató a 20 infantes, cuatro profesoras, la directora del plantel y la psicóloga; dos más resultaron heridos. El último de los peores tiroteos en el país vecino fue en la primaria de Townville, Carolina del Sur, en 2016.

niños armados ,investigadores

Casos en México

Hace tres años, Monterrey vivía un hecho similar cuando un estudiante de un colegio privado disparó a varios de sus compañeros y a su maestra; el adolescente, de 15 años, hizo siete disparos en el salón y luego se quitó la vida.

No menos alejado de lo que pasó en Monterrey, el 10 de enero pasado en Torreón, Coahuila, un niño de 11 años asesinó a su docente e hirió a cuatro personas más para posteriormente suicidarse.

Tras el suceso, el país ha presentado diferentes casos en los que alumnos llevan pistolas a las escuelas de manera más repetitiva; Hidalgo no ha sido la excepción y de hecho, en seis años,
la entidad ha registrado cinco sucesos de estudiantes que han portado y
hasta han accionado una pistola
en un centro escolar.

El 4 de febrero pasado, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo (SSPH) detuvieron a un joven de 20 años por portar una “pistola lapicero” junto con 35 cartuchos útiles en un colegio particular.

Hace tres años, en Monterrey un estudiante de 15 años, de un colegio privado, disparó a varios de sus compañeros y a su maestra, hizo siete detonaciones y luego se quitó la vida

niños armados ,investigadores

Alertas

En entrevista para este diario, investigadores del Instituto de Ciencias de la Salud (ICSa), de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), advirtieron que en un futuro cercano serán más frecuentes los casos de niños con esos artefactos en los planteles del país, debido a factores como el contexto social de violencia.

“Todavía la incidencia es baja, aquí peligrosidad o lo que nos debe de alarmar no es la frecuencia de los hechos, no es que haya muchos, en un futuro cercano esperamos que sí los haya porque ese desarrollo que está llevando es semejante a la sociedad estadunidense”, comentó Sergio Santamaría Suárez, profesor investigador del área académica de psicología de la máxima casa de estudios de la entidad.

Aseguró que en Latinoamérica, donde aún se tiene la fortaleza de la familia y los vínculos afectivos, generalmente no hay una frecuencia marcada y todavía no puede hablarse de una alarma en tanto la frecuencia, pero sí en los hechos.

“Porque estamos hablando que están atentado contra la vida y entonces ya empezamos a darnos cuenta de que la gente ya no valora tanto la vida… Debemos diferenciar entre causas primarias y secundarias, la causa primaria es elemental, es la disponibilidad de armas que hay en los hogares para los niños, de otra forma no las llevarían.”

Entre las secundarias, el nivel socioeconómico influye; de acuerdo con Monserrat García Gallo, de la licenciatura en psicología, en un lapso de tiempo de 19 años únicamente ha habido casos registrados de tres colegios particulares, el resto han sido en públicas.

“En cuanto a causas psicológicas, encontramos que existen aspectos sociales que tienen que ver con la autoimagen de las personas, la habilidad, el ataque a la masculinidad y esto es porque en todos los casos son hombres, no encontramos una mujer que haya hecho un tiroteo, al menos en el país”, agregó Fernando Zamora Sánchez, alumno de octavo semestre de psicología.

Otro factor es cómo están los niños expuestos a la violencia, según los investigadores el boom que el país tiene actualmente son las narcoseries y noticias sobre cárteles, eso provoca un efecto llamado “copy”.

“Al final, los niños lo que van a hacer es ‘si él lo hizo, yo también lo puedo hacer y aún llevarlo a otro potencial a donde yo sea admirado’; otra de las habilidades que tienen los pequeños es el ser aceptados, la mayoría de los niños que han tomado esas conductas de violencia no son aceptados en su grupo, son rechazados o que experimentan frustración ante la autoridad o figura de autoridad que es el profesor”, mencionó Fernando Zamora.

niños armados ,investigadores

Estudios

A partir del suceso de Torreón en enero, un estudio asegura que uno de los factores importantes es el mal diagnóstico de los problemas en los adolescentes.

“A veces, los chicos son diagnosticados con el trastorno por déficit de atención con hiperactividad o TDH y muchas veces no es lo que tienen, ellos pueden sufrir algún trastorno como la depresión o algún abuso, cuando se quieren diagnosticar se buscan los mismos criterios que puede haber en un adulto, algo que está mal hecho”, señaló Fernando.

De acuerdo con Sergio Santamaría, las estrategias son bastantes cuando hay disponibilidad de la triada educativa, pues cada lugar es un contexto distinto y existen diferentes estrategias para ellos.

En el caso de los niños y personas que fueron testigos de ataques como los ocurridos en Torreón o Monterrey, los investigadores plantearon a nivel terapéutico diagnosticar a quienes estén más impactados, puede trabajarse a nivel individual o grupal.

Es recomendable que en los hogares las armas estén fuera del alcance los niños o no tenerlas; el análisis por parte de las sociedades de padres de familia y derechos humanos sobre las consecuencias de no implementar acciones como la Operación Mochila y a las autoridades educativas no olvidan el educar y prever.

Predominio en planteles públicos

A decir de los especialistas, los casos en México han predominado en los planteles públicos, pues de 12 que han ocurrido solo tres han sido en instituciones particulares.

“Es importante hacer un llamado a las sociedades de derechos humanos y a las sociedades de padres, porque ellos se oponen mucho a lo que se llama el operativo Operación Mochila, que es una de las recomendaciones y formas de prevenir estos eventos en las escuelas, pero estas organizaciones lo consideran un atentado contra la intimidad y una agresión a los derechos de los niños”, agregó Sergio Santamaría.

Las acciones también convocan a la triada educativa (academia, paterfamilias y el mismo estudiante), al omitir o imposibilitar que sea prevenida la conducta precursora de delito de los alumnos se dan esos casos, son pocas las instituciones que llevan a cabo el operativo.

A nivel psicológico, las estrategias que podrían implementarse tienen que ver con talleres de psicoeducación, educación emocional, de conductas precursoras, es decir, pequeñas acciones que hacen que los jóvenes aprendan la civilidad.

niños armados ,investigadores

Es importante hacer un llamado a las sociedades de derechos humanos y a las sociedades de padres porque ellos se oponen mucho a lo que se llama el operativo Operación Mochila, que es una de las recomendaciones y formas de prevenir estos eventos

Especialista

Comentarios