samaritanos

Tulancingo.- En Tulancingo hay registro de personas que solicitan donativos para supuestas instituciones sociales de diversos rubros, pero ante ello las autoridades correspondientes no pueden sancionarlas, ni mucho menos ponerlas a disposición de la Policía, debido a que realizan dicha estafa en la vía pública.

Lo anterior fue confirmado por inspectores de las áreas de reglamentos y espectáculos y mercados y centros de abasto, aseguran que solo pueden exhortarlas a no pedir donativos, sobre todo económicos.

Por ello, recomendaron a la población no entregar dinero, pues solo así las personas dejarán de realizar la actividad.

Desde finales del año pasado, fue detectada la presencia de jóvenes en el primer cuadro de la ciudad, quienes con carpeta en mano muestran imágenes de un supuesto centro de rehabilitación de adicciones, después de dar una explicación sobre las deficiencias con las que cuentan, piden a las personas un apoyo económico para que el servicio pueda seguirse brindando.

Los servidores públicos aclararon que las asociaciones de apoyo social serias usan otros canales para obtener recursos y realizar sus labores, como gestiones ante instancias oficiales y representantes de la iniciativa privada.

En cuanto a los jóvenes que piden dinero para la institución que dicen representar, los inspectores municipales aseguraron que se les pidió la documentación que avalará la existencia legal del supuesto centro, pero no lo hicieron, incluso huyen de los sitios donde han sido ubicados.

Asimismo, aclararon que todo tipo de entrega de apoyo económico debe estar avalado por un recibo con datos fiscales (dirección, RFC, autorización como donatario, entre otros), para dar certeza legal a la entrega del donativo.

No es el primer caso registrado en Tulancingo de personas que aseguran pertenecer a alguna asociación civil, por lo que insisten en no entregar dinero o cualquier otro tipo de apoyo en tanto no confirmen la existencia legal de la asociación.

Comentarios