Ciudad de México.- El comisario general Ángel González Ramírez, titular de la división de seguridad regional de la Policía federal (PF), aseguró que no habrá una segunda mesa de negociación con los agentes inconformes con su transferencia a la Guardia Nacional (GN).

“Ha habido mucha respuesta (a las demandas), instalamos una mesa de diálogo en la cual se llegaron a muchos acuerdos. Ellos (los disidentes) tienen un reclamo en específico. Ellos tomaron la decisión de realizar otras actividades. Es una decisión propia y particular.”

Al conmemorar el 91 aniversario de la Policía federal en el Centro de Mando de Iztapalapa, indicó que en la corporación las actividades son realizadas con normalidad. “Nos dedicamos a trabajar las labores cotidianas de la división de seguridad regional de manera normal, desarrollando nuestras funciones, el despliegue de elementos en todo el país opera con normalidad, igual que las actividades de la Policía federal”, reiteró.

Además, el titular de la división de la Gendarmería Benjamín Grajeda Regalado dijo que, como parte de los festejos, las familias disfrutarían de diferentes actividades recreativas. Además, plantarían árboles como parte de un memorial para recordar a sus compañeros caídos.

La semana pasada, tras 12 horas de negociaciones entre un grupo de cinco policías federales, que dice representar a la mayoría de los agentes que han protestado por su transferencia a la GN, y funcionarios de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) firmaron una minuta de acuerdos con 13 puntos, entre los que destaca que ningún elemento de esa corporación será despedido ni se le solicitará la renuncia.

Sin embargo, los acuerdos fueron desconocidos por algunos elementos de la PF que son representados por el abogado Enrique Carpizo, pues subrayaron que su lucha es por tener más claridad sobre la transferencia a la GN y por la indemnización para quienes decidan no dar ese paso, y advirtieron que el grupo que suscribió la minuta es minoritario.

Comentarios