Autoridades descartaron que el incidente se tratara de una disputa por el control del centro

Guadalajara.- Una agresión de un grupo de internos contra otro en el reclusorio de sentenciados en el complejo penitenciario de Jalisco dejó siete muertos, nueve lesionados y dos armas aseguradas, informaron autoridades de ese estado.

José Antonio Pérez Juárez, director general de prevención y reinserción social, afirmó en conferencia que un grupo agredió a otro, lo que motivó una reacción violenta de otros reclusos.

“En ningún momento existió disputa por el control del centro. Hubo una agresión y la población enardecida en respuesta a algo que consideraron injusto reaccionaron violentamente… Jamás hubo una riña colectiva ni intento de motín”, afirmó.

Agregó que el incidente, que dejó a cinco presos detenidos, no implicó a custodios o trabajadores. Los hechos sucedieron después de un partido de beisbol, pero los agresores no participaron en la actividad.

Por su parte, el fiscal jalisciense Gerardo Octavio Solís Gómez detalló que tres internos fallecieron por heridas de pistola y cuatro por golpes.

“Fueron aseguradas dos armas de fuego: una de ellas de calibre .380 y otra de 5.7 milímetros y un artefacto explosivo de fabricación casera. Derivado de la contienda hubo nueve personas lesionadas que ya fueron trasladadas para su atención”, informó.

De los nueve lesionados, dos presentaron heridas de armas y el resto fueron trasladados por golpes. Solís Gómez confirmó que hay cinco detenidos por los hechos suscitados a minutos después de las 13 horas de ayer.

Juan Bosco Agustín Pacheco, secretario de Seguridad de Jalisco, afirmó que todos los elementos del reclusorio de sentenciados serán investigaciones por asuntos internos para deslindar responsabilidades sobre la agresión y el ingreso de armas al penal.

El coordinador Macedonio Tamez Guajardo aseguró que todos los presos del complejo penitenciario de Puente Grande se encuentran en calma y fue restablecido el orden.

En el penal estatal hay 13 mil 538 personas y 2 mil 69 elementos de seguridad custodian el lugar. Personal de la Policía estatal resguarda la zona.

Los hechos sucedieron después de un partido de beisbol, pero los atacantes no participaron en esa actividad deportiva

Comentarios