aguas

Una peligrosa coladera lleva meses abierta, con una tabla “de protección”, esto ni más ni menos que frente a las oficinas estatales de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción

Comentarios